domingo, 16 de febrero de 2014

COLITA DE PATO (desde el corazón de Prim) XIX

--¿Sabes que ellos no son los únicos que pueden aliarse?—Le dice Katniss a modo de invitación. 
     Rue vacila por un momento. Luego le dice con un tono de voz que parece no animarse a creer que algo bueno le está pasando

--¿Quieres que seamos aliadas?—Pregunta finalmente asomándose

--¿Por qué no? Me has salvado de esas rastrevíspulas, eres lo bastante lista para seguir viva, y de todos modos no me libro de ti__ dice finalmente mi hermana. Aunque en realidad sé que le habría querido decir –Y no quisera librarme nunca más de ti Rue—

    Como la pequeña no se decide del todo Katniss le ofrece la comida. Se nota que la pequeña no ha comido muy bien y mira las presas con ansiedad.



--Puedo curarte las picaduras—dice sacando un puñado de hojas de su mochila

--¡Esas son las hojas!—exclama de pronto mamá. Creo que las dos sentimos ganas de ir a abrazar a Rue.

--Eres capaz de volar por los aires como si tuvieses alas—elogia Katniss a la niña, lo que hace que Rue sonría orgullosa. Y mi hermana no exagera, Rue se mueve con tanta rapidez que parece un pajarito que realiza sus primeros vuelos. Un pajarito lejos de su nido, de su hogar. La idea me entristece, pero me alivia el hecho de que esté junto a mi hermana.

   La niña mastica las hojas y las escupe sobre las picaduras. Miro extrañada a mamá que asiente con expresión aprobatoria y dice en voz baja:

--Bien Rue, así, así—Luego se dirige a mí y me dice: es un método cuando no tienes un recipiente donde machacar las hojas. Solo te deja un saborcito amargo en la boca y nada más--. Katniss suspira notoriamente de alivio ya que el efecto de esas hojas es inmediato.

    Rue tiene una quemadura en el brazo y pienso de inmediato en que le habría bien el ungüento que usé con la nieta de Sae. Pero por suerte Katniss tiene la crema que le mandó Haymitch y parece mucho más efectiva.

    Katniss y Rue se dan la mano para sellar la alianza. Una alianza que ya estaba sellada desde el momento en que mi hermana, al despertar del efecto de las rastrevíspulas,  descubre que Rue estaba ahí cerca

   Nosotras hemos pasado momentos malos, pero no puedo decir que hemos disfrutado de una buena comida. Rue tuvo que ir a esos juegos para poder comerse todo un muslo. Veo que mi hermana también goza de esa comida porque está con Rue.

    Aparecen los comentaristas para referirse a la alianza entre Katniss y Rue. Se preguntan que incidencia podría tener esto en cuanto a conseguir patrocinadores y prometen una entrevista con Haymitch al respecto.  
 --Es indudable que esa niña le debe hacer recordar a su hermanita, de la que ocupó su lugar para que no fuera a los juegos—dice de pronto Caesar.

  Pasan el momento cuando me nombraron para los juegos y Katniss tomando mi lugar. Pero a pesar del doloroso recuerdo por un instante puedo sentirme orgullosa y feliz de que me comparen con Rue.    Me oprime el corazón saber que reciben ese maltrato además de las necesidades que deben pasar. Me imagino al odioso (porque ya lo odio) alcalde del distrito 11. Y lo comparo con el padre de Madge, que se encargo de acelerar la llegada del dinero que se ha juntado en este distrito para que pueda ayudar a Katniss y a Peeta.

  Mi hermana y la niña reparten la comida. Rue se sorprende con las gafas que Katniss tenía en la mochila que logro recoger al inicio de los juegos y parece que son para ver de noche. Ella las ha usado parece. Me imagino que increíblemente bueno sería poder ver en la oscuridad. Rue comenta que los agentes de paz mataron a un chico por haberse guardado una de esas gafas para jugar

    También tiene unas bayas que Katniss no conocía o sospechaba que podrían ser peligrosas pero por suerte pueden comerlas. Es increíble como Rue se las ha arreglado para sobrevivir hasta ahora y además conoce cosas para enseñarle a mi hermana. Me prometo cambiar en eso, me prometo tratar de ser como Rue.

       La imagen enfoca a Peeta que está cerca del río. Está untándose de barro de modo que pasar desapercibido entre las rocas y la tierra del lugar. Pero se lo nota muy débil. Creo ver que su pierna se ha hinchado mucho, seguramente debido a la infección. Supongo que Haymitch le enviará algunas cosas como hizo con la crema para mi hermana. Veo que toma un par de sorbos de agua y mordisquea una galleta. Se nota que no tiene hambre y eso me preocupa mucho. No puedo evitar pensar en la angustia que puede estar pasando en estos momentos el panadero y su familia.

    En la cornucopia la chica del distrito cinco se acerca cuidadosamente a sacar algo de comida aprovechando el mal estado de los profesionales. Pero ya se están recuperando. El chico del distrito uno y Cato y Clove están sentados comiendo algo y conversando.

--Es extraña la gente del distrito 12—comenta el chico del distrito uno. Cato y clove lo miran y él continúa:

--No tienen miedo de morir, pero tampoco parecen buscar ni gloria ni riqueza. Sólo buscan proteger a… a los que quieren.—Sacude su cabeza con desaprobación Parece que sacrificarse por los demás no tiene sentido para estos brutos, pienso.

--Al final el chico amoroso resultó un buen mentiroso—Agrega Clove.

    Cato se ríe. –Sí,  creo que dijo la verdad solo una vez—Hace una pausa –Cuando dijo que estaba enamorado de la chica—Terminó.

--Eso de dar la vida por alguien amado…-- empieza Cato de nuevo…

--Me parece estúpido – interrumpe Clove—Si todos fueran así nadie podría sobrevivir

--Bueno, pero a mí me dará pena matarte si los dos llegamos a la final— dice Cato.

--Entonces córtate el cuello tú mismo y ahórrame el trabajo – le responde Clove como dando por terminada la conversación.

             Aparecen los comentaristas refiriéndose a las dos alianzas que hay en los juegos: la de Rue y mi hermana y la de los profesionales. Empiezan a especular sobre el futuro y coinciden en que la que parece más fuerte es la de Katniss y Rue. Y que parece ser la que la gente del Capitolio ve con más simpatía. Yo espero que se guarden un poco la simpatía y les envíen cosas que puedan necesitar para sobrevivir.

      Aparece la chica llamada Johanna. No está Finnick con ella como en la otra entrevista. Le preguntan sobre las alianzas y ella responde:

--Las alianzas entre profesionales suelen ser siempre para terminar rápido con los demás tributos y luego decidir entre ellos quien gana—

--Mamá—pregunto --¿Por qué dice decidir entre ellos si lo que van a hacer es matarse?—

--Creo que es una forma delicada de decirlo – me responde mamá acariciándome la cabeza.

--¿Qué opinas de la alianza de las chicas del 12 y el 11?—le pregunta Caesar.

--Me encanta—dice al instante Johanna --y creo es la preferida de la gente.—Escucho como una ovación, es de las personas que están en el estudio donde realizan la entrevista.

--Toda alianza se tiene que terminar en algún momento – plantea Caesar.

--No veo cómo ésta pueda romperse—responde ella.

--Si llegan las dos a la final…-- dice el presentador

--Ni aún así—interrumpe Johanna--…ni aún así repite como para afirmar lo que dijo anteriormente.

       Las imágenes vuelven a mostrar a Peeta que parece estar descansando tranquilo. Apenas se nota por el camuflaje de barro y hojas que hizo.

--¿Piensas que hay una alianza entre los chicos del 12?—Pregunta Caesar

       Johanna mueve la cabeza negativamente. --El chico actuó por su cuenta, tal vez su mentor lo sabía pero la muchacha seguro que no. – dice con mucha seguridad.

--¿Y Peeta no debería buscar a Katniss?¿O ella a él?—

      Johanna suspira antes de responder

 –La situación de los tributos en la arena no es fácil. Los que no son maquinas de matar sólo tratan de sobrevivir. Si están juntos sólo podés pensar quien de los dos morirá primero, o si verás morir a tu compañero. O lo peor llegar a pensar que tendrán que matarse el uno al otro—De pronto parece nublarse su mirada como si la invadiera algún recuerdo. –Porque sólo uno sobrevive—agrega—Sólo uno--

       A la noche Katniss y Rue comparten el saco de dormir. Parecen hablar pero se cuidan de que sus voces no se escuchen. Por un momento pienso que no quieren que yo las oiga, pero enseguida me doy cuenta que no soy la única que puede oírlas. En un momento Rue sonríe como con complicidad y creo  que hablan de Peeta.


         Las dos se acomodan dentro del saco de dormir.  Por un momento me imagino a mi papito que las arropa y abriga para que no pasen frío, como lo hacía en casa con Katniss y conmigo. 



5 comentarios:

  1. ;(
    Cada vez me inserto más en el papel de Prim. Es tan bonito y triste a la vez :c
    Espero el siguiente ^^ y sigue asi

    ResponderEliminar
  2. que hermoso :3 es como me imaginaba que lo veia prim, muy lindo :D espero el proximo capitulo

    ResponderEliminar
  3. que hermoso ha estado, me ha fascinado tu historia, espero con ansias el siguiente capitulo

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Mary!!!! tengo ya varios capitulos escritos asi que por el momento voy a publicar uno por semana!!!!!!!

    ResponderEliminar