domingo, 9 de febrero de 2014

COLITA DE PATO (desde el corazón de Prim) XVIII


     
 

     Los comentaristas del Capitolio se refieren acerca de los efectos del veneno de las rastrevíspulas. Aclara que las picaduras que recibieron Katniss y los demás no son mortales, pero sí durante cierto tiempo provocarán un desagradable efecto en quienes fueron picados.

       Peeta queda escondido entre unos arbustos y los profesionales regresan dificultosamente a la cornucopia, a lugar donde tenían acumulados los alimentos y el resto de las armas. Todos sufrieron picaduras pero no parecen tan afectados como mi hermana. Por la televisión explican que si bien Peeta y los profesionales recibieron más picaduras que Katniss al tener mayor corpulencia el efecto es menor. Al escuchar eso no puedo dejar de sentir algo de alivio por Peeta


       Rue se queda cerca de Katniss, a su lado casi. Mi hermana parece dormir mal, como cuando tiene pesadillas. Seguramente es por el efecto de las picaduras.  Me gustaría que Buttercup estuviese con ella para sacarla, así como lo hace conmigo cuando me invade un mal sueño. Por momentos parece ser algo que angustia mucho a mi hermana. Rue se sobresalta y hasta a veces le hace una suave caricia en su rostro, o le moja los labios con un poco de agua.  A veces la pequeña se aleja como asustada si ve que Katniss hace algún movimiento como para incorporarse. Creo que Rue quiere estar con mi hermana pero a la vez tiene miedo de cómo pueda reaccionar Katniss. Yo sé que mi hermana nunca le haría daño a una niña como Rue. Cuando a veces a casa viene algún niño pequeño lastimado o muy enfermo Katniss se ve especialmente apenada.

      Un comentarista sugiere que tal vez Rue esté tratando atacarla  y de apoderarse de las cosas de Katniss. Me siento profundamente molesta y dolorida por ese comentario. El  hecho de que Rue esté allí hace que pueda ir al colegio con cierta tranquilidad.

        Hablamos con los hermanos menores de cómo Peeta se puso adelante de Cato y los llevó por el camino contrario por donde escapaba Katniss. Gale no habla mucho y trato de animarlo y le digo.

--Tú habrías hecho lo mismo si estuvieras allí Gale—

--Claro que lo haría. Pero esta vez fue Peeta el que la salvó—me responde

       En la hora del almuerzo veo que Rue ya no está al lado de Katniss sino que se ha dirigido hacia el campamento para espiar a los profesionales que están también sufriendo el efecto de las picaduras. También ahí cerca se ve a la chica del distrito cinco, pero no se encuentra con Rue.

       Creo que Rue ha decidido dejar a Katniss y seguir su camino. No dejo de sentir una sensación de tristeza porque deje de cuidarla. Pero veo que luego de un rato de espiar a los profesionales, Rue vuelve hacia dónde está mi hermana y se sienta otra vez a su lado. Katniss parece seguir con sus pesadillas

      También vemos a Peeta que sufre el efecto de sus picaduras. Habla en sus sueños y lo oímos gritar:

--¡Corre …. Corre... vete!!—

      Peeta. Se me encoge el corazón de verlo herido también. Delly parece especialmente emocionada pero a la vez tranquila ya que nadie en el distrito puede dudar de las intenciones reales de Peeta hacia mi hermana. Me quedo a su lado durante el almuerzo. Las dos tomadas de la mano. La herida en su pierna es profunda aunque no sangra. Pero temo pueda infectarse.  
Madge me comenta que su padre se encargaría esa misma tarde de que el dinero que se juntó en el distrito llegue lo más rápido posible a manos de Haymitch para ayudar a mi hermana o a Peeta en lo que se pueda.

       A la noche todo sigue más o menos igual. Rue sigue al lado de Katniss aunque de a ratos se aleja para recolectar algunas cosas. Es indudable que la está cuidando. Por televisión mencionan que seguramente a la niña del distrito 11 le debe haber impresionado cómo Katniss tomó el lugar de su pequeña hermana.

      Yo.  Yo soy su pequeña hermana. Tan pequeña como Rue. Claro que si yo estuviese en lugar de ella estaría escondida temblando, sin moverme. O probablemente ya debía haber muerto.

      Se notan dos grande bultos en su cuello y en la mejilla producto de las picaduras. Mamá me comenta de unas hierbas que son para esos casos, que ella ha atendido a varios afectados por el ataque de esos insectos

      Peeta se traslada con cierta dificultad a un lugar cerca del lago. Mamá me dice que es importante que esté cerca del agua, que ojalá se de cuenta de que debe estar en un lugar fresco para bajar la fiebre. No me dice nada de que necesitará también algo para su herida, para no preocuparme. Pero yo sé el riesgo que corre. Me angustio de pensar en él y lo que debe estar sufriendo el panadero.

      A la noche pasan una entrevista con una chica llamada Johanna que es mentora de los tributos del distrito siete y un muchacho alto rubio de ojos entre celestes y verdosos que es el mentor del distrito cuatro y se llama Finnick Odair.

     Caesar les pregunta sobre la marcha de su juegos y si pensaban que sus tributos podrían llegar más adelante en los juegos

--Es la esperanza que tenemos año a año, Caesar, responde Finnick con una voz muy agradable pero con cierta tristeza a la vez

--¿y cómo ves a los que quedan? –
--Hay una mezcla de fuerza y astucia—responde Finnick

--Tengo que ver que puede hacer la chica del 12 con las flechas—dice Johanna, --si no creo que la del distrito dos es capaz de degollarlos a todos—Luego de escuchar sus palabras un estremecimiento recorre mi cuerpo y le apretó con fuerza la mano a mamá. Buttercup se restriega contra mí como si me dijera que no debo preocuparme.

     La imagen ahora muestra a Peeta nuevamente. Parece dormir tranquilamente. La cámara se acerca hasta que su cara ocupa toda la pantalla del televisor.

--Katniss, Katniss… --dice con suavidad -- ¡¡corre, corre, vete de aquí, vete..!!—grita de pronto.Mis ojos se humedecen al ver a Peeta cuidando a mi hermana aún en sus sueños. En el estudio de televisión todos parecen quedarse callados por un momento hasta que Caesar pregunta de pronto:

--¿Y qué nombre dice en sueños Finnick Odair?—

     La cara del mentor del distrito 4 parece transformarse y sus ojos expresan de pronto una infinita tristeza.

--Esa persona lo debe saber muy bien, pero las otras no tienen por qué enterarse—dice de pronto la chica llamada Johanna riéndose.

     Finnick suspira como aliviado y le dirige una leve sonrisa a Johanna como si le agradeciera haberlo sacado de un mal trance. Parece que ambos son amigos.

     Comentan la presencia de Rue cerca de Katniss diciendo que es la alianza más inteligente que se podría pensar. También hacen alguna referencia a los demás tributos pero ninguno parece caerles demasiado simpático

     A la tarde del día siguiente voy a llevarle los quesitos al panadero. Hubiera ido aún sin tener nada porque tenía ganas de verlo.

--Todos vieron como Peeta salvó a Katniss – le digo. Me pareció triste y preocupado pero a la vez aliviado.  Me da algo más de pan. Me quedo con ganas de decirle un montón de cosas pero pienso que eso nos pondría aun más tristes a los dos.

     Cuando regreso a casa veo con alegría que Katniss está reaccionando. No bien empieza a incorporarse algo atontada Rue corre a esconderse. Mi hermana se incorpora con dificultad. Toma algo de agua. Se dirige al lago donde se limpia. Parece irse recuperando rápidamente. Mamá y yo nos abrazamos.

     Katniss mata un conejo del primer disparo que realiza, más tarde hace lo mismo con un pájaro. Poco después de haber derribado al ave aparecen los comentaristas diciendo

--Bueno, creo que ya sabemos porque la Chica en Llamas sacó un once con los vigilantes. Debe haberles hecho una demostración inolvidable--- agrega. La imagen de Katniss disparándole al conejo y al pájaro es repetida una y otra vez.

     Katniss podría matar a los demás así como mató a esos animales. Es un pensamiento que podría traerme una sensación desagradable, pero en este momento sólo me hace pensar que Katniss tiene más posibilidades de sobrevivir, de regresar a casa

     Katniss parece estar armando un fuego, seguramente para cocinar a las presas. Rue está mirándola pero parece que no se atreve a presentarse. En un momento parece que mi hermana oye algún ruido de donde está Rue. Katniss  nunca le haría daño  a propósito, claro, pero están en un lugar donde lo que todos esperan es que se maten el uno al otro.

      De pronto Katniss gira con el arco y una flecha... por un momento casi le grito que no tire, que Rue la estuvo cuidando… pero veo que baja el arco y sonríe al darse cuenta de quién se trata.

8 comentarios:

  1. Oh, que bonito. Es precioso leer esta perspectiva. Además escribes genial :)

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado :D. Sobre todo la presencia de Finnick y Johanna, super emocionante, sigue así. Me encanta como escribes. Bsssss!!

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Jane y María José.. me alegro que lean y les guste la historia!!!!

    ResponderEliminar
  4. Es ajbsjbsjnsjnsk
    Me emociono c:
    Siguiente pronto pliis

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias Esti... vienen capítulos mas emocionantes aun!!!!!!!! gracias por leer la historia

    ResponderEliminar
  6. muchas gracias vale... este fin de semana pienso publicar otro capítulo!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Holi soi Raquel y me encanta como escribes bss

    ResponderEliminar