domingo, 23 de marzo de 2014

COLITA DE PATO (desde el corazón de Prim) XXIII

     

 Katniss está despierta pero no baja del árbol. Sigue ahí cuando llega Gale, Vicky  y Rory para acompañarme a la escuela luego de ordeñar a Lady. La pena está dibujada en sus rostros.  Antes de partir hacia el colegio quiero mostrarles las flores que puse para Rue al lado del retrato de mi papá. Les explico por qué lo hice. Gale permanece en silencio pero Vicky  se da un beso en los dedos y con ellos acaricia suavemente las flores. Su hermano Rory lo imita. Me reconforta mucho ese gesto de los chicos. Partimos hacia la escuela y casi no hablamos en el camino, pero creo que nunca me sentí tan acompañada por ellos como hoy.
     El clima de tristeza se puede palpar a lo largo del camino y al llegar al colegio. Alguno comenta que vendrán periodistas del capitolio a hacer notas y eso. No me interesa en absoluto. Sólo quiero que todo termine y mi hermana pueda regresar a casa. Y al pensar eso de inmediato siento que abandono a Peeta.

       Varios comentan sobre las flores que Katniss le puso  a Rue, algunos no lo vieron ya que solo lo pasaron en el momento en que sucedía pero no lo repitieron a la noche. Noto que algunos se emocionan al contarlo. Madge también se la nota muy conmovida. Me saluda y se queda un momento conversando con Gale. Al rato Delly se acerca y me abraza y me acaricia el pelo
--Pobrecita Rue—dice suavemente.  --Todos estamos muy tristes por ella-- agrega
--Tengo miedo por Peeta—le digo de pronto.. ¿Sabes? Es verdad que siempre él ha estado enamorado de Katniss, y que ha intentado salvarla en los juegos, y que hace tiempo hasta se ligó una paliza…--
--… por el pan—continua Delly
--¿Lo sabías?—le digo mirándola sorprendida
--Peeta y yo somos amigos de pequeños… -- el timbre de entrada la interrumpe. –Luego hablamos me dice con una sonrisa—
     Durante las clases varios me acercan para darme ánimos de uno u otro modo. También trato de hacerlos porque la muerte de Rue nos ha llegado a todos. Cuando salgo veo que Gale y Madge están hablando. Delly también está con ellos. Gale está cabizbajo y pareciera que  Madge quiere darle ánimos. Cuando llego hasta ellos la escucho decir:
--Tú cuidas a su mama y a Prim y eso es darle algo más importante que un distintivo.—Claro. Se refiera a la insignia que Katniss lleva puesta. Abrazo a Madge al recordar eso.       Trato de no llorar para darle las gracias. Se lo agradezco no sólo por pensar en mi hermana, sino también por lo que esa insignia significó para Rue.      También quería seguir con la charla con Delly. Y le digo:
--El papá de Peeta me contó todo— Como Gale tiene una expresión entre intriga y pena Delly comienza a contarle toda la historia, tal cual como el panadero me la había contado a mí.
      La tristeza en el rostro de Gale es evidente. –Él la ayudó… entonces todo es verdad..—
      Delly nota el efecto que sus palabras tuvieron en Gale y entonces le pregunta:
--Gale, …¿ ella y tu… Katniss y tu…?--
--Es mi mejor amiga—dice Gale rápidamente,… pero noto que su voz puede quebrarse en cualquier momento.
       Regresamos a casa sin hablar mucho, pro cuando en una rama vemos unos sinsajos silbamos la melodía de Rue. Los escuchamos repetirla y si cierro los ojos puedo pensar que Rue es quien la está cantando
      Casi al llegar a casa Gale me pregunta si precisábamos alguna hierba para medicinas. Le comento lo que mamá me había dicho. Y que quiero ir sola. Le cuento de mis sensaciones al ver morir a Rue. Y de lo que había sido su vida… y que me ha inspirado en tratar de ser como ella. Sé que Gale no parece del todo convencido porque imagina que me puedo morir de miedo… tal vez tenga razón, pero no importa. Se lo prometí a Rue.
       Llego a casa donde mamá me dice que no ha habido novedades. Juntando coraje voy a buscar las hierbas medicinales. Cruzo la alambrada y me interno en el bosque. Seguramente no deben ser más de cincuenta metros pero para mí es una distancia inmensa. Creo que un monstruo puede devorarme a cada momento pero aún así llego donde están las hierbas que mi mamá necesita. Cerca de ahí también veo unas flores muy hermosas de varios colores. Las recojo para Rue
       Suspiro de alivio cuando vuelvo a cruzar la alambrada de regreso a casa. Cambio las flores que puse al lado del retrato de mi papa para Rue que ya están algo marchitas por las nuevas que traje. Pienso que mi papito también estará orgulloso de mí. –Lo hice por ti, Rue—le digo.
      Me siento un momento para ver qué pasa en los juegos. La pantalla ahora muestra a los dos tributos del distrito dos, Cato y Clove.  Están hablando sobre la muerte del otro tributo aliado suyo,… el que mató a Rue… y al que mi hermana le hizo pagar esa muerte.
--Tiene que haber sido ella--, Dice Clove
--¿Y cómo? Para mí lo mató el compañero de distrito de la niñita--
Clove le echa una mirada con cierta suficiencia…
--La tonta se alió con la niña. Y por algo se sacó once en el entrenamiento no? ¿Y por qué entonces se arriesgó tanto para agarrar el arco y las flechas? Si no hubiera sido por el chico amoroso la habríamos matado. Para qué le sirve un arco y flechas a alguien que no sepa cómo usarlos?—
     Cato se ríe. --¿Y donde habrá entrenado el uso del arco alguien de un distrito tan pobre como el 12—
--Cazando imbécil—le responde malhumorada
     Cato se queda un momento en silencio y luego hace un gesto que parece darle la razón a lo que dice su compañera
     Luego las imágenes van a estudio donde Haymith está con Caesar.  El presentador le habla de lo popular que se están convirtiendo los llamados “trágicos amantes” Veo que le pregunta sobre la reacción de Katniss cuando Peeta confesó a todo Panem que estaba enamorado de ella.
    Haymitch vacila –Bueno… ehh… le sorprendió mucho, … dijo…ehhh... que le hubiera gustado enterarse primero ella…--
       No creo que haya sido tan asi como lo relata Haymitch. Mi hermana no suele ser tan tranquila para reaccionar si algo le molesta
--¿No fue una estrategia demasiado arriesgada para Peeta?—continúa Caesar. Ante la mirada de Haymitch agrega –lo digo por lo de las rastrevíspulas por ejemplo, casi no puede escapar y luego se puso entre Cato y Katniss…--
--Ella no conocía la estrategia que pensaba llevar a cabo Peeta—dice Haymitch de pronto. Él pensó… ambos pensamos  que así podría ser mejor—
      Caesar lo mira con sorpresa y Haymitch agrega –Katniss puede ser algo porfiada en ocasiones y… y Peeta jamás pensó en hacer otra cosa que tratar de salvarla en lo que pudiera—concluye.   Siento que estas son las palabras más sinceras de todas las que Haymitch ha dicho.
--Bueno,-- continúa Caesar. --Creo que esta historia le ha llegado al corazón a todo el público verdad?—Se oye un griterío, debe ser gente que está en el estudio de televisión… y agrega –Haymitch, Katniss le ha correspondido a Peeta en sus sentimientos?—
       Haymitch vacila –creo que no han tenido tiempo para eso—dice con tristeza. De pronto su rostro cambia y dice con dureza --¿Qué carajo importa si uno de los dos va a morir, eh?—
      La imagen se corta en ese momento y pasan repeticiones de algunos sucesos de ese día. De pronto veo que un agente de paz entra en la casa. Me asusto terriblemente pero el pelirrojo nos sonríe y nos dice que llegaron periodistas del capitolio. Van a hacernos notas y todo eso ya que somos la familia de los últimos tributos sobrevivientes bla … bla … bla. Darius, así se llama el agente de paz nos sonríe permanentemente.
     Hay tres personas vestidas de manera extraña y con cabellos de colores. Uno lleva sobre el hombro lo que parece un arma terrible pero me dicen que es para que nuestras imágenes se puedan ver en todo Panem. Ahora sólo harían una breve nota de presentación y luego otras a medida que avanzaran los juegos.
    La periodista me acompaña en el recorrido por nuestra pobre casa. Se queda mirando por un momento el retrato de mi papá con el ramillete de flores. Le comento que es mi papá y que murió hace casi cinco años en un accidente de mina
--Le pones flores todos los días?—me pregunta y creo que su voz suena algo conmovida.
     Trato de que mi voz suene lo más clara posible porque deseo que lo oigan bien
--Esas flores son para Rue—digo. –Para que mi papá se las dé—Siento que la emoción me embarga y no puedo continuar.  Deseo en el alma que los familiares de Rue estén escuchándome y viendo. Le pregunto a la periodista  si en el distrito 11 van a ver esto—Claro me dice sonriéndome, lo van a ver en todo Panem
     Pese a la emoción que me sube hago un esfuerzo por agregar:
--Esas flores representan a Rue, porque ella siempre va a estar con nosotros y nosotros con ella… y con su familia…-- de pronto un borbotón de palabras me sale, --quiero mandarle un mensaje a la familia de Rue…Quisiera decirles que mamá y yo también lloramos por Rue, y sentimos que hemos perdido a alguien de nuestra familia... y que Rue va a ser un ejemplo a seguir para mi…--
     Las lágrimas no me dejan seguir. Los periodistas parecen conmovidos también. Uno de ellos me mira fijamente y poniéndome una mano en el hombro me dice:
--Esta noche verán tu mensaje en la casa de Rue—Creo que una lagrima se desliza por la gruesa capa de maquillaje que cubre su cara. Luego nos saludan y me dicen que al día siguiente van a ir a la escuela
    A la noche pasan la visita de los periodistas a nuestra casa, la flores al lado del retrato de papá,   y tal como me lo prometieron mi mensaje la familia de Rue . Lástima que hablé tan poco porque la emoción me lo impidió. Igualmente creo que cualquier cosa que pudieras decirles sonaría a poco para medir lo que sentimos por ellos… por Rue
     Vuelven a repetir escenas,  muestran a Peeta…  hasta que de pronto se oye sonar trompetas. Y un anuncio importante acerca de un cambio en la regla de los juegos
      También repiten el reportaje a Haymitch. Pienso en sus palabras… Katniss o Peeta van a morir… o tal vez ambos… pienso en el panadero… en que tal vez nunca pueda agradecerle a Peeta por lo que hizo aquella vez por darnos esos panes. O tal vez yo nunca vuelva a ver a Katniss. O tal vez sí ella pueda sobrevivir, pero descubrirá todo lo que hizo el hijo del panadero y sufrirá porque ya no podrá retribuírselo nunca… o sólo regrese Peeta sintiendo que no logro protegerla…
     Tantos pensamientos me sumen en una profunda angustia. Me quedo un momento viendo a mi hermana acomodándose en el árbol. Estoy a punto de irme a la cama cuando se oye un sonido de trompetas en la televisión. Y un anuncio importante acerca de un cambio en el reglamento de los juegos
      Tardamos unos instantes en comprender el significado de esa nueva “ley” y sobre todo lo que puede significar para nosotros. El grito perfectamente audible de mi hermana del nombre de Peeta nos confirma lo que no nos animábamos a creer: Si ambos logran sobrevivir, tanto Katniss como Peeta pueden ser los ganadores. Los dos pueden salvarse. Los dos pueden vivir…. ¡¡¡¡Los dos pueden volver a casa!!!!

6 comentarios:

  1. GGGGGGGGGGGEEEEEEEEEEENNNNNNNNNIIIIIIIIIIIIIIIIAAAAAAAAAAAALLLLLLLLLLLLLLL!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias a Anónimo, a Mariángela y a Claudia!! me alegra mucho que lean la historia y que les guste... !!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. hermoso *-* me encanto :') espero el siguiente :D

    ResponderEliminar
  4. muchas gracias vale!!!!!! para el proximo fin de semana!!!!!

    ResponderEliminar