sábado, 31 de mayo de 2014

COLITA DE PATO (Desde el corazón de Prim) XXVIII

Quedamos en la plaza hasta cerca del mediodía. Yo me siento fatal después de los momentos vividos. No logro borrar de mi mente la imagen de Katniss a punto de ser degollada por Clove.  Creo que será mi pesadilla por muchísimas noches. Mamá me sostiene, y la gente, a la vez, nos sostiene a ambas.


       En un momento siento que unas manos se apoyan en mis hombros. Giro y veo que es el panadero. Lo abrazo y él y mi mama se saludan con amabilidad. Creo que quiere decir algo pero no le salen las palabras… sólo consigue articular:

--…los dos… los dos van a volver…--


      Estoy algo aturdida con tanta gente. Los periodistas van de acá para allá filmando y por suerte no están encima de nosotros. Están un momento con el padre de Peeta que se nota muy incómodo, pero por suerte enseguida lo dejan tranquilo.


      Mamá y yo regresamos a nuestra casa. Muchos nos acompañan en el camino. Sae, su nietita, Gale y su madre y hermanos vienen a nuestra casa. Me siento tan mal que me voy a acostar un momento.  Hoy como nunca ví a mi hermana tan cerca de la muerte. Me echo en la cama, creo que aún estoy temblando y las lágrimas tratan de salir. Buttercup se sube también a la cama, se abre paso hasta mis brazos y se acurruca allí. Sé que lo hace para protegerme. Mi amado Buttercup.
Vienen las pesadillas y Buttercup las espanta. Me despierto un momento y escucho hablar a Sae y Gale.


--Algunos piensan que el romance es una estrategia—dice Sae, no podemos permitir que encuentren motivos para sospechar. La gente del capitolio está enloquecida con ellos, y eso significa patrocinadores—insiste.


       Están hablando de hacer pasar a Gale como primo de Katniss. Entiendo. No vaya a ser que sospechen que en lugar de amigos son algo más. Pero eso no es así. Al menos de parte de Katniss… bueno… eso creo. 


Gale no dice nada. ¿Estará celoso de Peeta?


Después de un momento de silencio Gale habla. Su voz suena con cierta tristeza


--Entiendo. Lo único que importa es que Katniss regrese—dice. Y tras un pequeño silencio agrega con un tono mas firme y que no deja dudas de su sinceridad --…que los dos regresen--.


         Ya es de noche Mi hermana aunque sangra algo se nota respirar con normalidad. Es Peeta el que está despertando. Toma pronto conciencia del lugar en que se encuentra. Mira con desesperación a uno y otro lado hasta que divisa a Katniss en un charco de sangre. La cara de Peeta parece transformarse cuando sus ojos se abren inmensamente y su boca parece abrirse para lanzar un grito de terror. Se acerca desesperadamente a Katniss. Le toma el pulso y la angustia de su cara parece aflojarse un poco. Con dificultad se mueve y apoya la cabeza de mi hermana sobre su pecho mientras busca febrilmente en las mochilas hasta que encuentra unas vendas con las que trata de restañar la sangre de la herida que Clove le hizo a mi hermana.


--¿Por qué lo hiciste, por qué?—dice en voz alta. –Vas a estar bien, vas a estar bien—expresa luego.


Una vez vendada la cabeza de Katniss la vuelve a acomodar sobre su pecho con una delicadeza infinita


               Despierta Peeta a la mañana   ve su pierna y ya está completamente deshinchada. Se dedica unos minutos a cambiarse el vendaje para luego concentrarse completamente en mi hermana. Revisa su herida y le moja los labios a cada instante. Acomoda su cabeza sobre una mochila y se queda a su lado. Parece que podría quedarse contemplándola eternamente. Le acomoda a veces el cabello. A veces le hace una suave caricia en su mejilla. Parecen las caricias de mi papá, como si pensara que está tocando un rostro de porcelana que podría romperse ante la menor brusquedad.


       Al otro día la situación no parece haber cambiado mucho. Katniss sigue desvanecida pero su respiración parece mucho más tranquila. Peeta no se mueve de su lado. Ese día pasa sin otras novedades. Cato está muy lejos de donde se encuentran Peeta y mi hermana, creo que busca a Tresh.  Durante el camino de regreso a casa hablo con Gale sobre la conversación que escuche en mi casa. Él me sonríe y me acaricia la cabeza.


--¿Te molesta lo que pasa entre Katniss y Peeta?—Le pregunto de pronto


--Me molesta no poder verla o hablar con ella cada vez que tengo ganas—me responde.


       No sé. Creo que Gale siente algo por mi hermana. Adoro a Gale, pero no puedo dejar de ver a Peeta como alguien para estar siempre al lado de mi hermana…


      Ya casi anochece. Katniss se está moviendo y parece quejarse. Creo que podemos sentir los latidos ansiosos del corazón de Peeta. Mi hermana abre los ojos pero parece no tener conciencia del lugar en qué se encuentra. Hasta que en un momento los fija el Peeta y lo reconoce. El rostro del hijo del panadero parece el de un niño al que le han dado la sorpresa más hermosa de toda su vida.


      Katniss le cuenta todo a Peeta, y en su relato vuelo a revivir desde sus momentos con Rue, con sus hermanitos del distrito 11, con su melodía… en la canción que mi hermana le cantó acompañándola en sus últimos instantes… hasta el ataque de Clove,  la aparición de Tresh y lo que hablaron con mi hermana


       Peeta parece sorprendido por la actitud de Tresh, sobre la idea de no tener que deberle nada a otra persona. Katniss le dice que entre gente que ha pasado necesidades eso es común y que   eso tal vez él no lo haya vivido.

Hasta que en un momento Peeta le dice:

--Debo ser demasiado tonto para entenderlo—


       Creo que hay cierto dolor en su voz.  Como si se reclamase no haber ayudado a mi hermano en esos momentos de necesidad. Yo sé que no es eso lo que mi hermana le quiso decir. Sé que Peeta también ha sufrido tanto tiempo sin poder decirle a lo que sentía por ella.


     Yo tampoco comparto mucho esa idea de deberle al que te hace un favor. Como si fiera una especie de deuda que se paga y se olvida. Yo pienso que un favor no se olvida nunca. ¿Cómo haría yo para pagarle a tanta gente que se nos ha acercado estos días? ¿Cómo pagarle al que diseño los vestidos magnificos de Katniss que le han hecho ganar tantos patrocinadores? ¿O a Madge, o Gale o Sae o el panadero también inmerso en su propio dolor pero aún así ha estado pendiente de mi?...


       ¿Y el hombre y su hija que donaron el dinero que tenían para comer? Y que me regaló el dibujo de Rue… pienso que ese dinero sumó para la medicina que enviaron a Peeta ¿Cómo devolverle a Katniss la vida que me dio por ir ella a los juegos en mi lugar? ¿Cómo devolver a Tresh la vida de mi hermana? ¿Cómo pagarle a Rue …?


     Hasta que Katniss menciona lo del pan.


--¿El pan? ¿De cuando éramos niños?—


       ¡¡El pan!! Katniss siempre supo lo del pan!!  Y puede decírselo ahora a Peeta. Y él también se acuerda bien… claro, todo fue tal como me lo contó el papá.


      Peeta, que bueno que supieras lo importante que fue ese pan para nosotras, quisiera decirle.  Nos salvaste la vida y no tuviste miedo a pesar de ser un niño y sabías el castigo que tendrías.


      En un momento Peeta menciona la posibilidad de que Tresh y Cato se maten para no tener que hacerlo ellos.


      El rostro de mi hermana cambia de expresión de inmediato.
Se nota que eso la ha afectado. Dice que Tresh podría haber sido muy bien amigo nuestro. Y yo también lo creo así.

Peeta responde con tristeza que entonces sería mejor que lo matara Cato para no tener que hacerlo ellos.


     Creo que pensar en es
o es demasiado para mi hermana, que se muerde los labios e incluso sus ojos parecen brillar por alguna lagrima que se asoma

--¿Te duele algo?—pregunta Peeta preocupado por el súbito cambio de Katniss


     Sí le duele, pienso, pero no es un dolor físico como el que Peeta supone, sino uno más profundo… y lo confirma cuando dice


--Quiero irme a casa—--Te irás, te lo prometo—re
sponde Peeta y le da un beso.

 Esas palabras  de Peeta me hacen sentir como nunca desde que mi hermana se presentó en mi lugar, que va a regresar a casa. Esas palabras le dicen “Te irás aunque sea a costa de mi propia vida”


      El presentador Caesar tiene una expresión de cierta sorpresa. Y plantea el interrogante acerca de qué podría pasar si los tres, es decir Katniss, Peeta y Tresh, llegaran al final de los juegos. Su compañero comenta que ya los favores están “pagados”, Katniss fue aliada de Rue y Tresh le perdonó la vida por eso. No se deben nada. Caesar no parece muy convencido, tal vez piense como yo  que cuando alguien te hace un favor, cuando alguien te da una mano de una u otra manera, se establece un vínculo muy fuerte…


La televisión parece seguir con atención la conversación entre Peeta y Katniss. Y mi hermana le bromea sobre la manera en que lo dejó fiera del combate con el jarabe. Eso hace que la expresión de Peeta hasta ese momento risueña se vuelva sombría.


--No mueras por mí—le dice –no me harías ningún favor.


      El enfado en la voz de Peeta no da posibilidad a una broma para cortar la situación. Mi hermana lo mira hasta que dice


--Tal vez también lo hice por mí—


      Pocas veces he visto así a Katniss. Ella a veces pone una coraza ante los sentimientos, pero esta vez parece que Peeta está rompiendo esta coraza. Y la termina de hacer añicos cuando la besa.


            Katniss cierra los ojos, como si no quisiera tener otra sensación que ese contacto con él. Cuando Peeta separa sus labios de los de mi hermana ella se queda en la misma posición sin moverse. Él la besa en la frente y ella abre los ojos con un pequeño sobresalto  y creo cierta desilusión en su rostro como si esperase otra cosa, como si la sacaran de pronto de un maravilloso momento.


      Como anochece Katniss decide hacer la primera guardia, pero finalmente termina por meterse en el saco junto a Peeta. A pesar de la proximidad siento que ahora hay como una barrera entre ellos. O más bien una barrera que pone mi hermana.


     Poco a poco el cansancio los vence. Me quedo un buen rato viéndolos descansar. Katniss parece tener alguna pesadilla ya que se mueve constantemente. Peeta aun dormido la rodea siempre con su brazo, como si su vida no tuviese otro fin que cuidar a mi hermana, como si quisiera protegerla hasta en sus sueños.


2 comentarios:

  1. Oh, que bonito capítulo. Me gusto mucho. Que tierna Prim.

    ResponderEliminar
  2. me alegra mucho que te haya gustado el capítulo jen!!!!!!!

    ResponderEliminar