sábado, 14 de junio de 2014

COLITA DE PATO (Desde el corazón de Prim) XXIX

Siento a Buttercup caminando encima mío para despertarme. No recuerdo haber tenido pesadillas así que tengo un agradable despertar. Es sábado así que no tengo que ir a la escuela. No es que me disguste ir, pero me siento mejor en casa con mamá y viendo a Katniss.Llueve torrencialmente en la arena. El agua se cuela un poco en la cueva donde están Katniss y Peeta. Veo que Tresh y la chica del distrito cinco están refugiados. Cato no. Él sigue su camino tras el rastro de Tresh.


      La cámara repite el momento en que los tributos abren las mochilas con lo que les mandaron.La comadreja sacó una especie de reloj de su mochila y mamá me aclara que es algo que se llama brújula, algo que se usa desde hace mucho tiempo y que sirve para orientarse ya que siempre señala el norte.



    Tresh primero abre su mochila donde saca una especie de escudo con una agarradera para su brazo. Luego revisa la de Cato donde saca lo que creo es una especie de malla pero reforzada para proteger el cuerpo. La de Cato y la que era para Clove. ¿Acaso sería para protegerse de las flechas de Katniss? Los terribles tributos del distrito dos considerando a Katniss alguien de temer. Eso me hace sentir orgullo de mi hermana.


     A media mañana Cato encuentra a Tresh. El compañero de Rue había reiniciado la marcha hacía unos minutos.


     Cato le grita y Tresh se detiene. Ambos se miran por unos instantes. Sus rostros parecen inexpresivos pero se estudian como dos fieras a punto de enfrentarse, y eso mismo es lo que son. Cato toma la iniciativa corre unos pasos y le arroja la lanza a Tresh pero le erra por bastante distancia. Una mueca de cierto desprecio se dibuja en la cara del compañero de distrito de Rue



     Tresh parece tener controlada la situación. Cato está desarmado pero no parece estar preocupado por eso. Tresh se le acerca con su enorme garrote levantado, las manos de Cato están a los costados como esperando el inminente final. Recuerdo el momento en que murió Clove y una punzada en el corazón hace que entienda a Cato. No puedo evitar gritar cuando tresh levanta su enorme arma justamente cuando Cato con un rápido movimiento toma uno de los cuchillos de Clove y se lo arroja a Tresh clavándoselo en el pecho. Parece que va a caer pero apoya una rodilla en el piso. Trata de incorporarse cuando Cato lo vuelve a herir con el otro cuchillo que tiene. Tresh cae.


     Mis ojos se llenan de lágrimas por Tresh. Mamá aprieta mis manos mientra Cato con la misma mirada inexpresiva de siempre toma su lanza y ultima a Tresh, parecería que sin odio, si rabia. Recoge su mochila, ve su contenido   y toma su “armadura” y se la pone. Deja cuidadosamente la que estaba destinada a Clove en la mochila  y se aleja sin mirar una sola vez atrás.


      Oleadas de tristezas nos invaden a mamá y a mí. Ella empieza a recoger cosas de la casa sin un orden fijo. Eso hace cuando se siente triste. Yo pienso en Tresh. Sé que en algún momento tal vez podría llegar a enfrentarse con Katniss y Peeta. Podría haber pasado… o tal vez no. Pero sólo puedo pensar una cosa… que mi hermana sigue viva gracias a él… y Peeta también.


     Contemplo como el aerodeslizador se lleva a Tresh. Seguramente en este momento ya estará con Rue y esa expresión tan seria seguramente se le transformará en una sonrisa. Cuando salgo a buscar flores para cambiar las que le pongo a mi papá y a Rue también recojo otras para Tresh.
      La comadreja permanece muy cerca de Katniss y Peeta. ¿Pensará atacarlos? No parece alguien agresivo, pero claro estos juegos se tratan de que sobreviva uno solo… bueno dos esta vez si son del mismo distrito, pero del cinco quedó ella sola.


      Cerca del mediodía vienen algunas parsonas a buscar algunas medicinas o para que mamá les de algún consejo sobre alguna dolencia que pudieran tener. No dejan de hacer algún comentario sobre Katniss o Peeta… y se nota que a todos los ha entristecido al muerte de Tresh.


    Por la tarde toda la atención está puesta en Katniss y en Peeta. Ella le pregunta desde qué momento él estaba enamorada de ella y peeta empieza a contar:


       Su padre le había señalado a mi hermana el primer día de clases diciéndole que él había estado enamorado de …¡¡mammá!! Y que ella se había ido con un minero. Peeta cuenta que le preguntó cómo podía haber hecho eso teniéndolo a él y la respuesta del panadero fue:
--Porque cuando él canta hasta los pájaros se detienen a escucharlo—


      Un sonido me saca de mi ensimismamiento… es un sollozo de mamá. Nos abrazamos y por un momento recordamos juntas.


     Yo tenía más o menos siete años cuando papá murió. Una de las cosas que más recuerdo de él son sus canciones. Creo que si me pongo a pensar en los momentos más felices que hemos pasado en ellos casi siempre están él y Katniss cantando. Cuando papito murió no solamente él dejó de cantar, también lo hizo mi hermana. Sólo cuando estoy enferma o muy triste logro convencerla de que me cante.



      Peeta cuenta ese día con todos los detalles. El vestido a cuadros que luego yo usé mucho tiempo. Creo que por un momento Peeta Y Katniss no están en la arena sino en ese primer día de clases


      Luego de las palabras de Peeta veo a mi hermana como si estuviese desorientada, como si no supiera que decir… o sií, tal vez lo sabe pero no se anima…


--Tienes una memoria asombrosa—alcanza a decir.


--Aquí no tengo mucha competencia—


--No tienes competencia en ninguna parte—termina diciendo mi hermana. Y luego sucede lo que presentía desde que iniciaron ese diálogo.


      Katniss lo besa.


      A los pocos segundos llega un paracaídas con un recipiente. Se apresuran a abrirlo y tienen lo que parece una comida deliciosa. Es el estofado de cordero. Inmediatamente recuerdo cuando Katniss contó que era lo que más le había gustado en el Capitolio hasta ese momento


      A la tarde llegan periodistas y claro preguntan a mamá sobre lo que Peeta contó.


    Algunas de las preguntas creo que molestan a mi mamá ya que tocan profundos recuerdos, además ella nunca supo de los sentimientos del panadero. Pero se le ilumina la cara cada vez que habla de papá


     Veo que mamá es muy cuidadosa en  cuanto a las respuestas que da sobre las  habilidades de Katniss. También habla de Gale como de nuestro primo. Realmente no somos familia, aunque hemos tenido algo en común: el papa de Gale murió en la misma explosión que nuestro papito.


      Con los periodistas está el agente de paz pelirrojo que siempre esta sonriendo. Me entero que se llama Darius. Buttercup no parece muy contento con tanto movimiento de gente, máxime cuando es Lady la que recibe las atenciones y el interés. Después del relato de Katniss se ha hecho muy famosa en todo Panem, me dicen.


      Ya es de noche. Katniss está dormida cuando el cielo se ilumina con la imagen de Tresh. Una expresión de profunda tristeza se refleja en el rostro de Peeta.


        Al rato mi hermana se despierta.


--Katniss—la llama suavemente Peeta


      Creo que Katniss presiente algo y no quiere saberlo. Pregunta sobre otras cosas como desviando el tema


--Tresh ha muerto— dice finalmente Peeta. Pero siento que no se lo dice con el tono que usaría para decirle que murió un rival, sino como si le estuviera anunciando… la muerte de un amigo.



      Katniss se arrebuja pro un momento. A veces ella hace eso cuando está muy triste y quiere reservarse en su pena. Y ahora está llorando por Tresh, y agradeciéndole el haberle salvado la vida.


       Peeta trata de animar a Katniss. Le da pan con queso de cabra, parecido al que yo hago con la leche de Lady. Pero me da pena cuando Peeta comenta que en su casa solo comen las tartas cuando ya están algo pasadas y no pueden venderlas. Pienso en esa última tarta que preparó y que su padre me regaló.


        A la mañana del domingo siguiente Katniss contempla como los rayos de sol iluminan el rostro de Peeta que duerme profundamente. Mi hermana sonríe como si pensamientos felices ocuparan su mente, pero por instantes cambia de esa expresión sonriente a otra… ¿preocupada?... Como si algunas dudas o temores cruzaran por su cabeza.


      Tal vez esos pensamientos sean tan fuertes que hasta Peeta los haya escuchado. Porque no bien abre los ojos  la mira y la besa. Como si le dijera que no debe tener dudas


4 comentarios:

  1. Me encanto Luciana!!!! :) No habia tenido mucho tiempo, pero me he leido los capts. de los que no andaba al corriente, y estan tan maravillosos como siempre!!!! :* Me encanto mucho el pasado!!!!!!!!!! Hermoso, <3 me encanta! gracia spor tan maravillosa historia!
    Te leo!!!!!!!!!!!!!!!!! (siempre me pongo al corriente, un poco retrasada, pero te leo!)
    wayra♥

    ResponderEliminar
  2. Me encantaaaaaa. Me lo lei ayer pero no podia comentar no se por qué. En cualquier caso me encanta, sigue con la maravillosa historia.
    Muchos besos ♡

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Waira y Paula!!!!! me alegra mucho que les guste la historia!!!!!! gracias por los comentarios y por compartir los sentimientos de Prim

    ResponderEliminar
  4. Como siempre, perfecto. Me gustaría que si pudieras te pasases por mi blog, acabo de empezar y necesito consejos. micuartovasallajedelos25.blogspot.com
    Gracias por adelantado (:

    ResponderEliminar