domingo, 13 de julio de 2014

COLITA DE PATO (Desde el corazón de Prim) XXXI

          Quuiero agradecer de corazón a todos los que leen la historia. Amo a Prim y esto e sólo un homenaje a ella y a todas las Prim de este mundo que nos hacen sentirnos orgullosas de llamarnos HERMANAS!!!

Luciana

 CAPÍTULO XXXI

Inicio la mañana con sensaciones ambiguas, siento que puede ser el día definitivo en los juegos y que marque el regreso de mi hermana y de Peeta, pero también la posibilidad de que esa definición no ocurra como lo pienso y deseo.


            Peeta sigue descansando mientras Katniss permanece vigilante. Muestran por un momento a Cato quién está despierto recostado contra el tronco de un árbol, pero no parece tener decidido que hacer.


       Luego de atender a Lady voy a la escuela acompañada como siempre por Gale y sus hermanos varones. Me sugirió que por ahí podría quedarme en casa.  Por un momento pensé en hacerlo, pero también en que lo que está sucediendo significa para toda la gente de nuestro distrito. Cada vez que nos cruzamos con alguien y nos da ánimos creo que esa persona siente que de uno u otro modo esas fuerzas llegan también a mi hermana.  Y esta mañana parece que nos cruzamos con todo el mundo. Incluso creo que algunos están esperando en el camino que recorremos siempre para ir al colegio


     Incluso algunos me felicitan como si yo fuera la que ha logrado algo, como no ser que mi hermana tuviera que estar allí.

En la escuela sucede lo mismo. Veo que Madge se ha acercado a Gale y conversan amistosamente. A veces la cara de Gale parece ensombrecerse y es como que quiere cortar con la conversación.


A media mañana vamos al salón dónde está el televisor. Mi hermana sigue descansando. Sin dudas está agotada y reponiendo fuerzas. Cato se mueve sin que parezca llevar un rumbo fijo. Seguramente recordaría la trampa que les tendieron mi hermana y Rue. Y claro, además ahora no son cuatro o cinco profesionales enfrentando a una niña y a una muchachita, va a ser él solo peleando contra los dos……


      He visto su gesto de poca sorpresa ante la muerte de la chica del cinco. Ha observado durante un momento el humo de la hoguera que Katniss y Peeta prepararon para despistarlo pero no le ha hecho caso.


      Aparezco repetidamente en la pantalla sobre todo ordeñando a Lady.  Gale aparece hablando como nuestro primo por parte de padre, de su gran compañerismo con Katniss, que desde la muerte de sus padres se han ayudado mutuamente a sobrevivir (esta última parte es cierto claro está).


      Muestran a mucha personas del distrito 12.. --- Muchos se refieren a Katniss y a Peeta expresando su orgullo que pertenezcan a este distrito.  Delly se refiere a mi hermana como una chica que supo salir adelante luego de la muerte de papá y que todos la admiran mucho.


El padre de Peeta habla sobre su hijo. En un momento le preguntan


--¿Si Peeta pudiera darle un mensaje en este momento , qué piensa que le diría?—El padre de Peeta se queda callado como pensando. El periodista interpreta este silencio como una emoción aunque yo veo que los ojos del panadero parecen iluminarse por un momento aunque no dice nada.Los comentaristas agregan la referencia a la posibilidad de lo que la gente va a recibir si los ganadores son Katniss y Peeta (cereales, azúcar, aceite, todas cosas muy escasas para muchos). Pero yo sé que no es así… creo que la mayoría cedería lo poco que tiene para que ellos regresen… ya he visto eso con al dinero que donó ese hombre con su hija aunque se fueran a quedar sin comer… como sin dudas estarán felices o al menos tendrán un consuelo a sus pérdidas si Katniss y Peeta sobreviven la gente del distrito 12. En el regreso de ambos la gente del 11 verá un sentido al sacrificio de Rue y al gesto de Tresh de no solo perdonar son también salvarle la vida a mi hermana…


         Pero por otra parte me pone feliz la posibilidad de que seamos inmensamente ricos y de esa manera poder retribuir a tantos que nos han ayudado y hecho regalos durante estos días tan duros…  y tal vez si vamos a vivir a al aldea de los vencedores en la casa podamos tener un lugar amplio y confortable para atender a la gente que vaya a consultarla… espero que también en esa casa haya un lindo lugar  como para que Lady pueda pastar a su gusto… y me imagino que Buttercup se sentirá un rey. Y tal vez consigamos medicinas para curar a la nietita de Sae y sacarla de su mundo de silencio…


        Al salir de la escuela vemos que muchos niños y jóvenes se están amontonando en un lugar. Nos acercamos con Gale y Rory el hermano más pequeño se acerca a nosotros con una hermosa tartita en su mano y una gigante sonrisa en su boca. De un carro un hombre y un muchacho reparten tartas a todos los niños de la escuela. No hace falta distinguirlos bien para saber que se trata del padre de Peeta. Está acompañado de uno de los hermanos. Una oleada de emoción me sube desde el corazón hasta los ojos transformándose en lágrimas. Cuando llego dónde está él me sonríe y me dice apenado


--Ya no me quedan, pero vengan hasta la panadería y…--


--Peeta se va a poner muy feliz cuando se entere de lo que hizo – le digo esforzándome por contener la emoción.  Y entiendo que esto que ha hecho el panadero es la respuesta a la pregunta que le hizo el periodista. Y el valor del gesto.  Si bien los comerciantes son los que mejor están económicamente en el distrito,  también viven con lo justo. El regalo del padre de Peeta a los niños le significará un gran esfuerzo para compensar el dinero de la mercadería.  Claro que Peeta va a regresar inmensamente rico. Pero creo entender las razones del panadero: la pregunta del periodista. Y el mensaje que Peeta le hubiera mandado de haber podido.


Algunos pequeños devoran la tarta mientras que otros lo hacen más despaciosamente o las llevan a sus casas.


--Ya casi están en casa—le dice Gale antes de que partamos hacia la Veta.


      Por lo que mamá me cuenta Katniss durmió hasta las primeras horas de la tarde.


       Katniss y Peeta se preparan para dejar definitivamente la cueva y dirigirse a la cornucopia para enfrentarse con cato Por televisión aluden  a eso  y hablando sobre las apuestas que estarían haciendo en el capitolio. Me pregunto qué satisfacción tendría el que gane pero a la vez piense que el hecho de haber ganado significó la muerte de alguien? Pero tal vez eso no le intereseKatniss parece apenada de dejar ese lugar. No sé si es por la seguridad que representa o pro los momentos que pasó con Peeta allí. Van hasta el arroyo cercano pero está completamente seco. Mamá me explica que desde el capitolio están haciendo cosas para que de un modo u otro Katniss Peeta y Cato deban enfrentarse de una vez.


Si bien me asusta la idea me da ánimo verlos tan decididos


--Vamos ahora, acabemos con esto de una buena vez—


--La próxima vez que comamos será en el Capitolio—dice mi hermana y abraza a Peeta.


      Se dirigen al lago cercano a la Cornucopia. En el camino pasan por el sitio dónde Katniss les arrojó el nido de Rastrevíspulas. Ella se detiene un momento observando el árbol,  y sé que está recordando su primer encuentro en la arena con Rue.


      Llegan a la cornucopia casi al anochecer. Primero revisan todo sl sitio con sumo cuidado, pero Cato aún está bastante lejos de ahí. Las imágenes muestran permanentemente los movimientos tanto de mi hermana y Peeta como el del otro tributo.


      Se sientan a comer algo a orillas del lago, sin ocultarse. En un momento Katniss tararea la melodía de cuatro notas que Rue le enseño. Primero uno, luego dos o tres y finalmente muchos sinsajos repiten es la melodía una y otra vez produciendo un efecto bellísimo,  cantándole a Rue.


--Como tu padre—dice de pronto Peeta, recordando lo que el panadero le había contado.


      Es imposible no sentir una especia de encantamiento por esa melodía repetida una y otra vez por los sinsajos. Veo a mamá con una sonrisa y con sus manos sobre el pecho recordando a papá.


        El cambio de imágenes nos saca de pronto de ese ensueño. Cato está en el mismo lugar de antes pero algo parece brillar en la oscuridad. Son ojos, parecen varios pares de ojos


         Pero el terror que sentí al verlos no se compara con el hecho de reconocer en uno de ellos , el más pequeño, al collar… y los ojos de Rue.


No hay comentarios:

Publicar un comentario