domingo, 2 de noviembre de 2014

COLITA DE PATO II: LA CHISPA DE RUE EN EL CORAZÓN DE PRIM


Capítulo III


Hazelle ha venido por  un poco del ungüento que mama le prepara para sus manos. La mamá de Gale trabaja lavando ropa para otras personas pero es un trabajo que le causa que sus nudillos se lastimen. Recuerdo que n día en que le estaba poniendo un ungüento a Katniss por una lastimadura ella le comentó a mamá lo que le sucedía a la madre de Gale ya que había estado en su casa, que tenía las manos casi sangrantes y que seguramente ese medicamento la aliviaría. Y así fue.

Extraño cuando me acompañaban a la escuela. Ahora voy sola ya que Katniss no tiene la obligación de seguir yendo, Gale al haber cumplido 18 empezó a trabajar en la mina y Rory y Vick les queda muy a trasmano pasarme a buscar. Me pone muy feliz cuando nos encontramos en el camino porque siempre quiero darles alguna cosa. Les cuesta aceptarlas sobre todo a Rory, el mayor. Hemos hablado muchas veces de Gale y lo que él piensa y les dice.

Me duele pensar también en el hecho de que Gale y Peeta estén enfrentados. Creo que dos personas como ellos nunca podrían llegar a considerarse como enemigos, o tratar de dañarse el uno al otro, todo lo contrario.

Creo que él sabe que entre Katniss y Peeta las cosas son como las muestran en público o en televisión. Que luego de besos y arrumacos a veces parecen dos personas que hasta se sienten incómodas con la presencia del otro.

Varias veces he oído a Gale comentar las veces que Peeta ha arriesgado su vida sin pensarlo ni un segundo por Katniss. Y a Peeta saberse consiente de la ayuda que Gale ha sido siempre para mi hermana. Para todos nosotros.

Gale siente un profundo desprecio y odio por todo lo que venga del capitolio, lo que sea. Odia al capitolio por que se llevaron a Katniss y creo que él piensa (por lo que me ha dicho mi hermana) que la han cambiado. Yo no creo eso. Creo que Katniss ha vuelto, distinta en el sentido de que todo lo que pasó seguro la ha afectado y mucho, pero siendo la misma persona generosa y noble que trata de dar todo por lo demás. Y ahora con muchas posibilidades concretas de ayudar a quienes lo necesiten.


Yo pienso muchas veces en ellos. En Peeta y en Gale. Si bien a éste lo conozco creo desde que tenía siete años ahora hablo mucho más con Peeta. El hijo del panadero es mucho más abierto para hablar y creo que nos hemos hecho bastante confidentes. Los dos quieren bien a Katniss. Creo que mi hermana podría ser feliz con cualquiera de los dos, aunque cuando empiezo a imaginarme a Katniss en un futuro siempre lo veo a Peeta.  Sé que disimulan en los arrumacos y besos para la televisión. Aunque no sé si lo hacen los dos. O si es todo una actuación para ambos.

Katniss varias veces me ha dicho que por cuestiones de evitarse problemas con el Capitolio, lo que podría traerles y traernos consecuencias gravísimas, deben seguir con ese “juego”. Pero no creo que, de llegar a desaparecer ese peligro, Katniss pueda dejar de pensar tan fácilmente en Peeta.

Incluso sabiendo que Gale y ella se besaron. Bueno, Gale la besó, según me contó  Katniss la primera vez que pudieron estar a solas, es decir en la pradera donde se reunían para cazar y recolectar.

Cuando le pregunté esa noche cómo le había ido me empezó a contar algunas cosas sin mucha importancia y de pronto dice:

--Gale me besó—

No lo dijo ni con enojo, ni entusiasmo, ni alegría ni pena. Simplemente lo dijo.

--Y tú que sentiste?—le pregunto.

--Que Gale y yo ya no podremos ser nunca más los de antes—me responde con cierta desilusión en su voz.
--¿Fue… fue algo diferente de besar a Peeta?—le digo titubeando

--No nos besaríamos si no fuera porque debemos hacerlo para las cámaras Prim. Debemos parecer algo que no somos, o que al menos no soy—

--¿Y en la cueva en la arena?—

Creo que por un instante veo un brillo en los ojos de mi hermana. Katniss se acaricia los labios tal vez pensando en mi pregunta. Sus labios parecen moverse para formar una débil sonrisa.

--Tal vez ese fue el mejor momento—dice con cierta pena


--Para Peeta también, él me lo dijo—digo de pronto y me arrepiento de haber revelado algo que tal vez no me correspondía hacerlo a mí.

Katniss me mira como si quisiera reprocharme que tuviera esas confidencias con Peeta, pero finalmente dice

--No puedo amar a Peeta de la manera que él pretende Prim—

--Yo creo que él no pretende nada más que amarte Katniss—le digo de una. Y te quiere lo suficiente para aceptar lo que tú decidas aunque no lo elijas a él—

--No se trata de eso Prim. Hemos armado algo en los juegos tal vez sin quererlo. Al menos de mi parte. Y ahora hay que seguir. Pero al hacerlo engaño a Peeta.—

--Katniss, Peeta creo que tiene claro lo que tú sientes—

--Ni yo misma sé lo que siento Prim—Su respuesta me sorprende.

--¿Quisieras amarlo como él te ama?—

Katniss no me responde nada. Queda callada y dejo entonces de hablar del tema para no apenarla más. Conversamos de Buttercup y de Lady y de la posibilidad de que mi cabrita pueda tener cría. Luego nos dormimos.

En un momento me despierto durante la noche y creo que mi hermana tiene pesadillas. Habla en sueños
--Quisiera hacerlo. Con toda mi alma, con toda mi alma—repite varias veces. Y creo que esa es la respuesta a la pregunta que le hice.

Y Peeta sigue trayéndonos pan y tartas. Y veo  a Katniss a veces mirar y remirar algunos de los bellísimos decorados de Peeta con algo especial en sus ojos hasta que descubre que la estoy mirando entonces se apresura a comerla.

Así van pasando nuestros días. Le he planteado a Rory la actitud de Gale de no aceptar ayuda.

--Nada que venga del Capitolio es bueno – me dice como si dijera una lección bien aprendida ente el silencio de su hermano menor.

--No se lo da el Capitolio se lo da mi hermana, o se los doy yo— digo con firmeza.

--También se los da Rue. Ella se sacrificó para que Katniss y Peeta regresaran—Termino diciendo antes de que las lagrimas acompañen el recuerdo.

Es lo único que parece hacer ceder un poco a Rory.  Y que tome algunos dulces o alguna cosa que les llevo. Y sé que lo hace sólo para dárselos a Vick o  Rory, y creo que a escondidas de Gale.

A veces cuando coincidimos camino a la escuela o de regreso a casa Vick y yo repetimos constantemente la melodía de Rue. Y a veces la oímos repetirla a algún sinsajo que la ha escuchado. Esa vez es como si la entonara Rue. Me gustaría decirle esto a Gale para hacerle cambiar de parecer.

Ahora Katniss se apoya sí mucho en Madge. Creo que ambas lo hacen mutuamente. Pasan muchas horas juntas, a veces en la casa de Madge practicando piano, otras veces van a la pradera. Tanto mi hermana como ella son muy calladas, pero sin duda disfruta cada una de la compañía de la otra.

Algunas veces Delly visita a Peeta pero las más me pregunta por él en la escuela ya que ella y tiene que ayudar en la tienda de zapatos de su familia y no tiene mucho tiempo.

También suelo cruzarme con Haymitch quien siempre me saluda con simpatía a pesar de que nunca está del todo sobrio. A veces me ve llevar a Lady a pastar a lugares donde crece mejor hierba y dice cosas como: --Ah, la famosa cabrita--.

Poco a poco comienza a surgir otra amenaza. Estuvo allí desde el momento en que Katniss y Peeta fueron declarados los vencedores de los juegos. Claro que en un primer momento sólo podíamos pensar en el regreso de ellos. Pero los juegos no han terminado. Se aproxima ahora un momento que se afecta muchísimo a mi hermana. Siempre Katniss ha odiado cualquier tipo de recuerdo sobre los juegos, salvo los momentos que pasó con Rue y lo vivido con Peeta después de haberlo encontrado moribundo en el río.

Pero ahora viene la gira de la victoria dónde deberán visitar a todos los distritos como los vencedores. Des de hace un mes aproximadamente no dejan de llegar cartas conteniendo indicaciones sobre este nuevo y odioso acontecimiento

       Jamás he hablado con Katniss acerca de los próximos juegos. Y qué participación deberán tener ellos. Tal vez deban ser ahora los mentores.

¿Y si volviese yo a salir sorteada para ir?. La idea me aterra de solo pensar un instante en ella. Pero creo que hoy no me asustaría tanto la posibilidad de morir como de pensar en la angustia de Katniss viéndome en la arena.


Una tarde luego de llegar al colegio veo a Katniss con una sombra en su rostro  y los puños apretados. Sobre la mesa un papel arrugado. Miro a mi hermana y luego a ese bollo de papel que es seguramente lo que ha puesto tan mal a mi hermana. Desarrugo algo el papel y veo que dice “Gira de la victoria”. Lo dejó sobre la mesa sin seguir leyéndolo.  Katniss levanta la vista, me mira y dice :
--Son las palabras que debo decir frente a la familia de Rue--





4 comentarios:

  1. wow me quede pasmada es el capitulo mas bello que he leido muy emotivo me encanto la carga emocional que tiene AMO QUE PRIM QUIERA A PPETA Y LA RESPUESTA DE KATNNISS EN SUEÑÑOS " QUIERO QUISIERA CON TODA MI ALMA"..... me encanto

    ResponderEliminar
  2. hola!!!! me alegra mucho que te haya gustado!!! creo que habrá capítulos aun mas emocionantes!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Otro otro otro...
    En serio no se como lo logras, atraparme, ke tu historia me encante, TOOODOOO

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Anónimo... creo que la que atrapa es Prim ya que es un ser muy especial... este fin de semana subo otro capítulo!! gracias por leer la historia

    ResponderEliminar