domingo, 30 de noviembre de 2014

COLITA DE PATO II: LA CHISPA DE RUE EN EL CORAZÓN DE PRIM (Capítulo 5)

Con mamá regresamos lentamente a casa. Todo está dado vuelta por la cantidad de gente que ha estado allí poco antes de la partida de Katniss y Peeta

--Ay!!, después de lo lindo que habías dejado todo mamá—le digo como para olvidar un instante la tristeza de habernos separado de Katniss y Peeta

--Menos mal que él vino antes—dice mamá. Ante la interrogación de mi mirada me aclara

--Snow--. Dice mamá –El presidente—agrega como para remarcar la importancia de la visita.


No puedo evitar al escucharla sentir una sensación desagradable. Siento como si de pronto me echaran agua helada encima. Creo que mamá advierte mi cara de preocupación ya que me dice como para tranquilizarme:

--Debía comentar algunos asuntos protocolares con Katniss, no se suele ver en televisión pero siempre el presidente visita a los vencedores antes de la gira para desearles suerte—

--¿Eso te dijo él?—

--No Prim. Me lo aclaró tu hermana. El presidente no es de dar muchas explicaciones. Sólo me dijo que debía arreglar unos asuntos con Katniss previos a la gira. Y encima tu hermana no estaba en casa--

--Entonces también debe haber ido a ver a Peeta-- le digo

--Supongo que sí -- me dice mamá

Me parece extraño. Y preocupante, sobre todo pensando en la despedida cuando Katniss parecía  querer decirme algo.

Decido no comentarle nada a mamá. Ya no puedo ir a ver a Peeta. Pero podría hacerlo con Gale entonces. No. Sería peor hablarle a él ya que odia todo lo del capitolio, y más aún al presidente. Quién sabe lo que se le ocurra hacer.

Guardarme esto me angustia mucho y me da miedo. Hablaría con Peeta pero él se ha ido con Katniss. Y al pensar en él lo decido. Voy a hablar con su padre el panadero.

Pongo en una cesta algunos quesitos que envuelvo como siempre con mucho cuidado, ante la atenta mirada de Buttercup.

Cuando llego a la panadería él me saluda afectuosamente, y empieza a poner panes y algunas tartas en la bolsa que llevé. Sabe que gran parte o todo eso no será para nosotros sino que lo iré dejando en casas de la Veta.
Comentamos algunas cosas sin importancia sobre el viaje de Peeta y Katniss. No sé como decirle lo que tengo en la cabeza pero se ve que él nota mi preocupación. Hace silencio y me mira con una leve sonrisa invitándome a hablar:

--Estoy preocupada por lo que tengan que pasar en ese viaje le digo—

       El panadero suspira


--¿Sabes Prim?—Comienza –Peeta y yo hemos hablado. Él ama a Katniss desde siempre, pero eso no significa que ella deba sentir lo mismo. Le dije que cuando alguien ama de verdad debe sentirse feliz aunque la persona amada no corresponda a los sentimientos—

Su voz parece quebrarse por un momento. Tal vez esté pensando en lo que su hijo contó en la arena sobre que estuvo un tiempo enamorado de mi mamá.
Se repone y continúa

--No podemos obligar a una persona a que no nos ame si no lo siente o si su corazón…--

--Es que Katniss no sabe realmente que siente por Peeta—interrumpo

--El primer paso es que sean amigos, como le dije. No tiene sentido sentirse molesto o rencoroso—

Me quedo mirándolo un momento sin decir nada. Me hace recordar a mi papa cuando ante un problema sabía que decir para tranquilizarnos.

--El presidente vino a ver a Katniss—digo de pronto

El panadero queda sorprendido aunque no preocupado. Entonces seguramente Snow no ha entrevistado con Peeta porque creo que se lo habría comentado a su padre

--Qué visita importante—dice el panadero con aparente desinterés.

Le cuento las explicaciones que Katniss le dio a mama sobre eso.

--No tienes que preocuparte Prim. Sabes que Peeta y Katniss son muy populares en todo Panem así que nadie podría hacerles daño—

No puedo quitarme la preocupación del todo aunque sí el alivio empieza a abrirse paso.

El Panadero se para frente mío y se agacha para mirarme a los ojos
--Prim, Peeta me dijo que él iba a hacer lo que hiciera falta para que Katniss estuviera bien. Lo que hiciera falta—repite como para reafirmarlo. Como si yo pudiera dudarlo.

Me despido sonriente y regreso a casa. Reparto todo lo que me dio el panadero entre personas de la Veta. Me hace muy feliz verlos sonreír, sobre todo los niños pequeños y delgaditos cuando reciben alguna de las tartitas que el padre de Peeta puso en mi bolsa.

Me han tranquilizado mucho sus palabras. Peeta hará todo para que mi hermana se pueda sentir lo mejor posible. Hasta sonrío pensando en que Katniss podrá tal vez comer de nuevo ese famoso estofado de cordero. Varias veces pensamos en prepararlo en casa o incluso mandarlo a pedir, pero nos pareció como algo desmesurado para nuestro distrito. No por falta de dinero, pero sería algo demasiado ostentoso sabiendo que hay tantas personas que se han preocupado por nosotras y que apenas tienen para comer. Ahora en nuestra mesa no falta la carne, fritas u otras cosas, pero no nos olvidamos cuando podíamos considerarnos felices si teníamos un poco de té y pan duro para pasar el día.

Al día siguiente yendo para el colegio veo que Rory y Vick están en el camino  y parece que esperándome.
En el camino Rory me dice que Gale les encargó que me encontraran porque pensaba que estaría apenada por la partida de Katniss y estar con ellos me podría animar.
Eso me hace sentir profundamente agradecida aunque también apenada porque creo que Gale sufre por Katniss. No puedo negar que desde mi corazón deseo que esté con Peeta, pero si con eso hago sufrir a alguien que ha sido siempre tan bueno con nosotros como Gale…

Rory y Vick me acompañan también de regreso de la escuela, y hacen un bien trecho demás para dejarme lo más cerca posible de mi casa.
Les hago saber reiteradamente que si compañía me ha ayudado mucho a calmar mi ansiedad y pena por el viaje de Katniss.

--Ustedes siempre me ayudan mucho digo al despedirnos. Me gustaría que aceptaran cuando yo quiero ayudarlos también—

Rory baja la cabeza porque sabe lo que quiero decirle, Vick corre para darme un abrazo de despedida.

El día siguiente es sábado así que no tengo que ir a la escuela. Vamos a ver la llegada de Katniss al distrito 11. Ahora tenemos un televisor grande, aunque extraño cuando estaba en la plaza viendo a mi hermana junto con toda la gente del distrito.

No muestran casi nada del lugar sino que pasan pasajes de los juegos. En un momento enfocan a la plaza donde hay gran cantidad de personas

La gente tiene un aspecto cansino y se nota que pasan muchas privaciones. Hay muchos agentes de paz que tienen un aspecto mucho más amenazador que los nuestros.

Me siento nerviosa por Katniss y de qué manera podrá decir el discurso que tiene indicado. Cómo podrá hacerlo sin emocionarse al estar tan cerca de las familias de Rue y Tresh. Cómo podrá hacer para disimular el desprecio y el enojo que siente ante esas palabras tan faltas de sentimiento que le enviaron.

Me habría gustado que la familia de Rue supiera que le pongo flores casi todos los días. Pero ni a Katniss se lo he dicho porque sé que la conmovería aún más.
Del lado de Tresh hay una anciana encorvada y una muchacha alta y musculosa. La señora debe ser la madre, aunque parece demasiado anciana y la muchacha debe ser su hermana. Es de rasgos muy femeninos pero tiene un físico tremendo, como su hermano.


Y del lado de Rue… una oleada de pena me invade al verlos. Una señora delgada y cinco niños pequeños, todos muy parecidos a su hermanita. Sobre todo uno de ellas, no debe tener más de nueve años y parece una réplica de Rue.. la misma mirada dulce y curiosa… hasta la forma de pararse… Katniss cuando me habla de Rue me cuenta que a ella le hacía verla como si fuera un pájaro a punto de remontar vuelo…


Por fin aparecen. Mi hermana luce un vestido color naranja con hojas estampadas. Peeta parece no dejar de mirarla. Y la verdad es que está preciosa. Reciben flores de parte del alcalde el distrito y luego van a dirigirse a la gente
Peeta tiene en sus manos una tarjeta, pero no la usa. Habla sobre Rue y Tresh y lo importante que han sido para que sigamos con vida. Es imposible no quedarse como hipnotizados escuchándolo. Sus palabras parecen salir de lo más profundo de su corazón.

Finalmente dice:
--Aunque no servirá para compensar sus pérdidas, a Katniss y a mí nos gustaría donarles un mes de nuestras ganancias por año de por vida—


Todos quedamos sorprendidos. Incluso mi hermana porque por su gesto se nota que no sabía nada. Y sus ojos reflejan una gratitud inmensa cuando se acerca para besarlo. Se nota la conmoción en la gente del distrito.  Peeta. Lo que él hizo no tiene nombre. No sé si habrá tenido algún trato con Rue durante el entrenamiento para los juegos, pero ha hecho algo que podría inmensamente feliz a Rue. No puedo evitar pensar en cuando le dio esos panes a Katniss hace muchos años.

De inmediato reciben unas placas de manos del alcalde. Mi hermana contempla a las personas pero sé donde tiene enfocada la vista, en la madre de Rue y en sus hermanitos.
Parece que al final Katniss no va a decir nada. Tal vez sea mejor eso que esas palabras tan sosas que tal vez ocultarían lo que el corazón de mi hermana siente realmente por ellos.  Incluso había intentado escribir algo, yo traté de ayudarla pero nada nos parecía adecuado para hablar de Rue y que pudiera expresar lo que significa ella para nosotros.

Los ojos de los pequeños están clavados en mi hermana. Sé que el gesto de Peeta vale por los dos, que mi hermana estará encantada con eso, que seguramente podrá asegurar la supervivencia de la familia de Rue y Tresh. Sin embargo estoy segura que habrían querido escuchar algunas palabras de Katniss. Espero que entiendan porque no puede hablar. Que es demasiado dolor el que siente.

Cuando parecen ya retirarse Katniss avanza de improviso hacia adelante y con la placa contra su pecho dice:

--Esperen, esperen por favor—


Va a decir algo. Va a hablar de Rue.

4 comentarios:

  1. hola!!!!! muchas gracias!!!!!!! igualmente te aclaro que no soy la dueña del blog, aolmente publico la historia de COLITA DE PATO!!! este blog pertenece a Kationak Louvé!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola! Te pasas por mi blog y me das algunos consejos? Perla de carbón es realmente genial, yo también escribo, ojalá algún día mi blog llegue a ser como este! Un saludo enorme!

    ResponderEliminar
  3. Hola Ignacio!!!! claro luego pasare con mucho gusto.. igual te aclaro que no soy la dueña de este blog.. solo publico la historia de COLITA DE PATO.. pero estaré encantada de aydurte en lo qu epueda!!!

    ResponderEliminar