miércoles, 25 de marzo de 2015

COLITA DE PATO II: LA CHISPA DE RUE EN EL CORAZÓN DE PRIM (Capítulo 13)

     La recuperación del tobillo de mi hermana es lenta. Afortunadamente no ha sufrido una quebradura, pero el reposo es la única manera en que puede recuperarse sin problemas.

      En la sala descansa una enorme caja con los vestidos que han enviado desde el Capitolio. De más está decir que Katniss no se ha probado ninguno durante su convalecencia ni siquiera ha hecho alusión a ellos. A mí me gustaría vérselos puestos,pero se que eso la incomodaría. Es más, nunca le ha prestado especial interés a la ropa. La única prenda que le veo vestir con verdadero gusto es la vieja chaqueta que perteneció a nuestro papito.

     Pero como papá decía a veces de todo lo malo siempre es posible sacar algo bueno. La relación entre Peeta y mi hermana está cada vez más cercana, y no me refiero solamente a lo físico

      Peeta viene todos los días a visitarla. Bueno, es más que una visita ya que llega a la mañana y se queda muy entrada la tarde cuando debe retirarse a preparar el pan para el día siguiente.

      Todos los días nos trae siempre unos panecillos deliciosos de queso, que son los favoritos de Katniss. Claro que también trae panes de otras clases pero si algo nunca falta es lo que a Katniss más le gusta.

      Recuerdo que cuando antes Peeta venía a nuestra casa disimulaba muy bien su interés de ver o saber por Katniss. Se ponía a conversar con mamá o conmigo y a la disimulada preguntaba pro Katniss. O si ella llegaba de repente la saludaba con aparente poco interés. Ahora parece no poder esperar a subir las escaleras para estar con ella.

     Y lo mismo pasa con mi hermana. Con mal disimulado desinterés me solía preguntar por Peeta o responder a algún comentario mío sobre él, ahora se pone increíblemente ansiosa si él demora un poco mas su hora común de llegada.

     A veces he ido a llevarles alguna cosa, o el almuerzo y puedo ver cómo disfrutan estar juntos. A veces hasta sin hablar. Como cuando trabajan en el libro.

        Resulta que tenemos un libro de plantas medicinales muy antiguo que perteneció a la familia de mi mamá y al que papito le había ido agregando información sobre otras plantas, especialmente comestibles, que se podrían utilizar.

       Ahora Katniss ha decidido continuar con lo que papá había iniciado y su muerte dejó inconcluso, así que ella se dedica a escribir lo que sabe sobre tal o cual planta y Peeta es el encargado de realizar los dibujos. A veces he visto cómo se concentra tanto en sus diseños. Katniss a veces lo mira, sobre todo a sus manos, de qué manera esos primeros trazos se van transformando poco a poco en una réplica exacta de la flor, raíz o tallo de la que Katniss ha escrito la explicación.

       Haymitch suele venir a visitarnos también. Aunque nunca está sobrio del todo nunca pierde los buenos modales aunque a veces hace enojar a mi hermana. Creo que se aprecian los dos bastante porque él se suele preocupar por cómo avanza la recuperación de mi hermana  y he visto que ella a veces compra y reserva licor de buena calidad para que si en una emergencia Haymitch se queda sin su bebida no vaya  a comprar cualquier porquería que lo dañe aún más.

      La madre de Gale nos visita seguido debido a que siempre va a limpiar y arreglar la casa de Haymitch. Él mismo ha venido para que le revisemos la evolución de las heridas lo que marcha muy bien pro suerte. No habla mucho ni se queda mucho tiempo, pero nunca deja de ir un momento a saludar y conversar un momento con Katniss.

        Cada tanto sigo yendo a llevarle algunos quesos de cabra al panadero, lamentablemente no lo hago tan seguido como quisiera debido a que con mamá tenemos mucho trabajo en atender a los heridos por los constantes castigos que están imponiendo. El padre de Peeta se nota preocupado por la situación del distrito impuesta por los nuevos agentes de paz. De los anteriores sólo quedan unos pocos. Al pelirrojo que parecía apreciar mucho a Katniss y que me caía muy bien no lo hemos vuelto a ver.

       El panadero siempre me advierte que ande con mucho cuidado, pero nunca he tenido problemas.

        Pienso mucho en Rue. No sé si finalmente su familia y la de Tresh habrán podido recibir la ayuda que Peeta y Katniss ofrecieron para  ellos. Por momentos el rostro de Rue se me dibuja con una claridad increíble como si estuviera viéndola frente a frente. Casi siempre me sonríe.

           Por las tardes Peeta carga a Katniss hasta la sala donde pone la televisión. Nunca le había interesado pero desde hace poco parece obsesionada con ver las noticias o comentarios sobre el distrito 13, que fue arrasado en un levantamiento que ocurrió hace años. Pasan siempre comentarios desde ese lugar arrasado como si el Capitolio quisiera advertirnos de lo que podría pasarnos.

        Un día de pronto Katniss exclama

-¡El sinsajo! Es el mismo sinsajo—

      Estoy por preguntarle cuando mamá me hace una seña para que no lo haga.  Recuerdo que un día Katniss hizo un comentario sobre que podría haber algo en el distrito 13, pero como se trata de asuntos muy peligrosos en estos momentos mamá prefiere que no se hable del tema, o al menos que no quede más que en un simple comentario.

         Los días pasan y e invierno va terminando. Llega un día en que al levantarme para ir al colegio veo a mamá ordenando la sala y colgando los vestidos que mandaron del Capitolio para Katniss. Mamá me comenta que los estilistas están por llegar y hoy será el día de la sección de fotos.

      Regreso de la escuela a la tarde  y aún siguen con las fotos. Todos los diseños son muy lindos. Saludo a los estilistas y en especial a Cinna. Mi hermana termina agotada luego posar con el último vestido y los correspondientes arreglos.

      Mamá parece aliviada luego de que toman al última fotografía. Yo también. Creo que ya el casamiento con Peeta es algo inevitable, pero en estos momentos estoy seguro de que mi hermana ya no lo ve como algo que pueda angustiarla.

       A pesar de todo durante la noche mi hermana se despierta gritando. Enciendo la luz y veo a Buttercup sobre su cama. Katniss parece muy agitada. Me acerco y le tomo las manos pero creo que sigue en sus sueños o pesadillas. Dejo a Buttercup a su lado para que espante a sus pesadillas y vuelvo a acostarme. Por suerte Katniss termino tranquila esa noche y Buttercup pudo regresar a mi cama.

       A la mañana siguiente durante el desayuno Katniss parece muy ansiosa por salir de la casa. Me voy al colegio luego de ordeñar a Lady.

        En la escuela todo transcurre como siempre hasta que el director nos anuncia que esta noche habrá un evento muy importante por televisión y recuerda que es obligatorio verlo. Muchos, los que se encuentra Madge,  piensan que puede tratarse de algo relacionado con el casamiento de Katniss. Aunque sus palabras me sonaron más a un intento de evitar angustiarme

     Cuando llego a casa esta Caesar presentando las fotos de Katniss y preguntando a la gente que vestido preferían para la boda. Empiezo a tranquilizarme cuando anuncian que el Presidente va a dar un anuncio importante.

      Algo parece empezar a apretarme el pecho mientras Snow habla. Comenta sobre los anteriores vasallajes de los 25, cuando tuvieron que votar por los niños que irían, o cuando fue el doble de tributos, la vez que gano Haymitch.

       Mamá comenta que una amiga suya llamada Maysilee Donner, hija de los dueños de una tienda de golosinas fue elegida en esa ocasión, y se quedo al cuidado de su canario. Una sombra de recuerdo y pena cubre el rostro de mi mamá y yo empiezo a pensar en ese nombre. Maysilee Donner. Me suena, sé que lo he oído pero no puedo recordar dónde. El presidente a punto de leer una tarjeta que un niño le entrega me saca brutalmente de esos pensamientos:

--En el setenta y cinco aniversario, como recordatorio a los rebeldes de que ni siquiera sus miembros más fuertes son rivales para el poder del Capitolio, los tributos elegidos saldrán del grupo de los vencedores--



El grito de mamá revela lo terrible del sentido de esas palabras antes de que mi cerebro pueda comprenderlo. Solo atino a llevarme las manos al rostro al darme cuenta de que Katniss deberá volver a esos malditos juegos.

3 comentarios:

  1. Hola Luu!!! Me encanto el cap!!! Me muero por ver como ve Prim el vasallaje de nuevo ojala que no dejes de escribir!
    Te quiero Viole (la misma de antes jajaja)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Viole!!!

      Claro que no... a veces se me complica el tiempo y me atraso pero no quiero dejar al historia hasta el final... Muchas gracias por leerla!!!!!!!!!!!!!!!!

      Eliminar
  2. Fantástico capítulo en serio!
    Sigue así!!! :DDD
    Y si puedes hazme este favor: Entra en http://asilovecato.blogspot.com.es/ y vota, por favor tu decides el futuro de nuestro blog :'(
    Muchísimos besitos :))

    ResponderEliminar