miércoles, 10 de junio de 2015

COLITA DE PATO II: LA CHISPA DE RUE EN EL CORAZÓN DE PRIM (Capítulo 18)

Pasamos los primeros días sin ellos con la misma sensación de pérdida que en los juegos anteriores. Gale y sus hermanos me siguen acompañando a la escuela. Lo noto triste pero a la vez con una furia mal disimulada por la situación.
Los agentes de paz aparecen no bien se agrupan pro un momento más de tres personas. Creo que incluso me han seguido cuando he ido a la panadería a llevarle quesitos al panadero. Bueno más que por intercambiar quesos por pan es para verlo, claro.
Siempre salgo animada de ver al padre de Peeta. Se lo ve tranquilo y como si supiera que no todo está perdido.
También me anima mucho Sae. Los agentes de paz incendiaron el quemador pero ella se las arregla igual para preparar sopas en su humilde casa y logra arreglárselas de una manera u otra. Siempre la veo acompañada de su nietita quien parece vivir en su propio mundo.

En la escuela los maestros deben hacer obligatoriamente alusiones a los juegos. Incluso a veces hay agentes de paz presentes. Pero se limitan a decir lo menos posibles sin preocuparse en ocultar el profundo desagrado que sienten por la situación que estamos viviendo.
Mamá se nota muy decaída y triste pero fuerte y sin señales de rendirse. Como yo, ella se refugia en las curaciones. Aliviar a alguien enfermo o lastimado nos alivia a nosotras también. Y cuando vemos que alguien ya no tiene posibilidades al menos tratamos de que pase esos últimos instantes de la manera más confortable posible dentro de su sufrimiento. A veces nos hemos limitado a acompañar los últimos momentos de una persona tomando su mano y teniéndola apretada hasta el momento de su partida definitiva.
Previo al día de las carrozas Madge ha venido a nuestra casa. Mamá justo había ido a atender a una anciana muy enferma y me dejó preparando unos brebajes. La noté como si quisiera contar algo pero sin saber cómo empezar.
Pero poco a poco me fue contando cosas que ya sabía con respecto al broche de Katniss con la figura del sinsajo.
--Mi hermana te aprecia mucho Madge-- le digo –tu regalo hizo que mucha gente identifique a mi hermana con él—

--Eso es lo que me preocupa Prim—vaci
la un momento y sigue –Papá me dijo que hay levantamientos en varios distritos, que tienen como símbolo a ese sinsajo—Madge calla y baja la cabeza
--Temo que por mi culpa Katniss sufra—
--Ese distintivo hizo que Rue confiara en ella, ¿te acuerdas verdad?—le digo.
Madge no me dice nada y suspira. Creo que al menos la he aliviado un poco. Entiendo perfectamente lo que me dice y creo que tiene que ver con el hecho de que Katniss haya tenido que ir nuevamente a los juegos.
No puedo sentir rencor hacia Madge por eso, para nada. Gracias a Katniss estoy viva, pero ahora veo que Katniss es importante no sólo para mí sino para todas las personas que se están dando cuenta de que hay algo más fuerte que el miedo: la esperanza.
Antes de irse me comunica las recomendaciones de su padre de que andemos con cuidado. Dice que se siente agobiado por la situación.
Todos debemos ir a la plaza para determinadas transmisiones tales como el desfile, el puntaje y la entrevista final antes de los juegos. Desde dos días antes los agentes de paz recorren el distrito anunciando la obligatoriedad de asistir a la plaza.
En el día del desfile mamá y yo salimos. Poco a poco se nos van acercando más personas que se dirigen también a observar el desfile. Y noto algo. No es que justo nos cruzamos con ellos. No. Nos esperan. Veo que casi todos estaban esperando el lugar donde pasaríamos como para sumarse a nosotros. Tal vez es un amanera de poder estar todos juntos sin que vengan los agentes a disolver el grupo como lo suelen hacer, total ahora simplemente estamos cumpliendo la orden de ir a l a plaza todos.
Una vez allí a los pocos minutos Gale y su familia y Madge se nos acercan.
--Deberías estar con tu padre—le dice Gale en tono suave, no vaya a ser que se moleste contigo por estar acá—
Madge le sonríe y le responde amablemente:
--Papá sabe bien donde estoy—
Empieza la transmisión con los clásicos aburridos discursos de siempre. Esta vez se resalta el desarrollo del vasallaje de los venticinco, del significado de los juegos, etc, etc. La presencia de agentes de paz es agobiante. Parece que estuvieran esperando la más mínima excusa como para entrar a los palos con todo el mundo.
Por fin se inicia el desfile. Los de los dos primeros distritos parecen estar en una fiesta.  Me impresiona la mujer del distrito dos ya que sonríe y muestra sus dientes limados en punta lo que le da un aspecto de animal salvaje y feroz. Los del tres están adornados con unas lucecitas que parpadean dando un efecto muy colorido. El hombre parece callado y pensativo pero la mujer algo divertida.
Presto especial atención al carro del cuatro. Allí va el hombre llamado Finnick, llevando en su mano una lanza que termina en tres puntas. A su lado la anciana que se presentó voluntaria pro la otra muchacha. Parece débil y no muy segura sobre ese carro, pero noto que Finnick está muy atento a ella, incluso en un momento la tiene tomada de la mano. No puedo dejar de olvidarme de cuando en los anteriores Peeta le tomaba la mano a Katniss.

Los del distrito seis están muy pintados, y como siempre sus miradas perdidas y sus cuerpos enflaquecidos. Siento pena por ellos.
Los demás no parecen ofrecer nada nuevo. Sería gracioso en otra ocasión el traje de los del distrito siete, parecen disfrazados de árboles. Durante la pasada del distrito nueve ya se empiezan a oir gritos. Mi corazón se acelera atropelladamente porque me imagino que puede ser por Katniss y Peeta. Hasta que aparecen.

La plaza, hasta ese momento silenciosa, empieza a hacer oír algunas exclamaciones y aplausos. Mi hermana y Peeta parecen dos brasas encendidas, el efecto es increíble. Realmente parecen dos carbones encendidos. Cuando la cámara se acerca el maquillaje de mi hermana muestra unos ojos alargados y feroces. Sí feroces. No realizan ningún gesto hacia la multitud, pero tampoco bajan la vista.
Ha sido un sacudón anímico verlos así. No parecen estar en inferioridad de condiciones frente a los otros, todo lo contrario. Mi hermana parecía un ser poderoso, por su mirada parecía más mortífera que la chica de los dientes limados en punta. Pero a la vez por un momento pienso también que pasará si el destino la pone frente a Mags, o Finnick,  o la mujer que dejó a sus tres hijos en el distrito.
De ´pronto de apagan las pantallas y a los gritos los agentes de paz ordenan que despejemos la plaza. Para evitar inconvenientes todo el mundo evita ir en grupos demasiado numerosos. Madge nos acompaña un buen trecho antes de regresar.
Debemos repetir ese camino dos días después cuando se comunicarán los puntajes obtenidos en las pruebas. Si bien son importantes en cuanto a los patrocinadores que puedan llegar a tener sé que en ese aspecto Katniss y Peeta deben ser de los más populares en Panem.
Gale me ha comentado que por ahí pueden hacer alianzas. En los primeros en que pienso son Mags y Finnick. Pero en algún momento sólo podrá quedar uno. ¿Y si nuevamente llegaran Katniss y Peeta? ¿Y si llegan a buscar una manera en que uno llegue a matar al otro? Me angustia pensar que eso sería algo peor que la propia muerte tanto para Katniss como para Peeta.
Comienzan a anunciar los puntajes. Los del uno y dos no bajan de los diez puntos. Seis y cinco para los del tres. Un diez para Finnick y un cuatro para Mags. Cuatro también para los del distrito seis. Un nueve para la chica del siete.
Katniss y Peeta del distrito 12. Doce. Por un momento creo que repitieron el numero del distrito pero no. Han sacado doce puntos. Lo máximo. Son quienes han obtenido una puntuación perfecta.

No dejo de olvidar en que situación y ante qué circunstancias se van a enfrentar pero veo que están dando pelea y de la fuerte. A lo lejos distingo al panadero con un aleve sonrisa y recibiendo algún comentario de las personas que lo rodean.
A mi lado siento que Madge  habla con  Gale quien lejos de mostrarse satisfecho  o aliviado muestra profundamente fruncido su entrecejo.
--Los marcaron con eso—dice finalmente Gale.
MAdge lo mira sin entender bien sus palabras. –¿Los marcaron para qué?— le pregunta
--Para que todos traten de matarlos primero—responde Gale con los puños apretados y los ojos llenos de furia.

6 comentarios:

  1. ya quiero que publiques otrooo

    ResponderEliminar
  2. Hola!!! muchas gracias pro leer la historia.. me pone feliz que les guste!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Hola Luuuu soy Viole primero te queria pedir perdon por no haber comentado los caps anteriores estuve muy deprimida y ni agarraba la compu, pero , ahora estoy aca mejorandome y por supuesto lei tus heeeeeermosos capitulos (me alegraron el dia) y segundo te quiero decir que muchas gracias por sacarme de mi depresion con tu hermosa historia ¡MIL GRACIAS LUU!
    Viole

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Viole ... me apena que tengas que pasar momentos de bajones pero siempre hay que seguir adelante y desde ya me alegra mucho ayudar aunque sea un poquito a que pases un lindo momento... Por algo Prim es la sanadora, ella también te cuida!!!!!!!

      Eliminar