jueves, 6 de agosto de 2015

COLITA DE PATO II: LA CHISPA DE RUE EN EL CORAZÓN DE PRIM (Capítulo 21)

No bien suena el final del conteo mi hermana se arroja decididamente al agua. Empieza a hacer movimientos con manos y pies por lo cual se puede deslizar sin hundirse y avanzar hacia la costa. Veo que algunos no saben qué hacer y otros se tiran igual al agua pero se preocupan solo por no hundirse. Sólo el muchacho del distrito cuatro, Finnick tuvo la misma actitud que mi hermana y son los que más rápidamente avanzan. La anciana del distrito cuatro también hace lo mismo pero se mueve más pausadamente.


Peeta permanece sobre su base sin animarse a seguir a los otros. La chica del siete mira a uno y otro lado como una fiera enjaulada. Los de los distritos 1 y 2 se arrojaron al agua luego de ver lo que hacían Finnick y Katniss. Creo que su ropa tiene algo que los ayuda a flotar ya que sus primeros movimientos en el agua son algo desordenados, no como las brazadas que dan mi hermana y el tributo del distrito 4. Mags, la anciana, también se arroja al agua y sus movimientos son perfectamente coordinados, como los de Finnick sólo que no tan rápidos.
Johana, la del siete también se da cuenta de que tiene algo que les permite flotar así que también se arroja al agua. Pero en lugar de encarar hacia la tierra firme se dirige al hombre del distrito tres y le indica con señas que parece que el cinturón los mantiene sobre el agua.
También los dos tributos del distrito seis, los que siempre parece que no están en su realidad se arrojan al agua y empiezan a moverse pero no avanzan en una determinada dirección.
Mi hermana es la primera en llegar donde están acumulados todos lso suministros. Toma un arco de metal y un carcaj de flechas. Finnick llega detrás de ella y con rapidez toma una lanza de tres puntas y una red. Katniss parece que no lo advirtió, Finnick hace a propósito un ruido entonces mi hermana se da vuelta colocando una flecha en el arco y tensándolo, pero él no parece tener idea de atacarla. Sólo le dice:
--Tú también sabes nadar—le dice con cierta sorpresa.

Mi hermana le responde que en casa tenemos una bañera muy grande. Pienso que no querrá revelar que ella seguramente aprendió a nadar con papá.
Hay un momento de dilencio entre ellos. Creo que se estudian aunque Finnick parece mucho mas trabnquilko que Ktniss, quien no parece muy segura que actitud seguir. Finalmente Finnik le muestra una pulsera y le dice sonriente:

--Es una suerte que seamos aliados—Esas palabras me dan un sacudón anímico.

El rostro desconfiado de mi hermana me hace pensar que ella no sabía de esta alianza. Seguramente habrá sido algo que Finnick arregló con Peeta o tal vez con Haymitch.
De pronto veo que el hombre del distrito cinco se acerca corriendo blandiendo una espada detrás de Katniss. Con un grito tremendo Finnick le ordena a mi hermana que se agacha y le arroja el arma que se clava en el pecho del atacante. También los de los distritos uno y dos se van acercando peligrosamente a ellos pro lo que Katniss empieza a tirarle flechas. Le acierta en un pie al muchacho del uno mientras que la mujer del dos se arroja al agua. Otra flecha perfora el cinturón del tributo del uno quien con el trato de detener el disparo de mi hermana.

Katniss mientras busca desesperadamente a Peeta quien todavía permanece sobre una de las plataformas. Como lso demás tributos parecen lejos parece decidirse  arrojarse al agua para ir a buscarlo. Finnick entonces le dice que él va a ir
--En tu estado es mejor que no te canses—le dice sonriente dándole una palmadita en su barriga.
Por el tono en que se lo dice me parece que Finnick tampoco cree que lo del embarazo sea verdad.
Finalmente Peeta es llevado a la costa y llega casi junto con Mags, quien nadaba lentamente pero con ritmo. No bien pisa tierra firme Peeta saluda a mi hermana con un beso.
--Tenemos aliados—le dice sonriente

Mientras tanto en la cornucopia se enfrentan varios tributos. Los de los distritos uno y dos y la chica del cinco parecen los más encarnizados. El hombre del distrito seis es muerto rápidamente por la mujer del uno. Cecelia, la tributo del ocho cae rápidamente. No puedo dejar de pensar en ese momento en los niños que se abrazaban a ella el día de la cosecha.
La chica del siete toma un hacha pero más que pelear me parece que trata de llevarse del lugar a los tributos del distrito tres. Matan también a los de los distritos 9 y 10  y a la mujer del distrito de Rue. El hombre del once trata inútilmente de protegerla. Veo que le falta una mano.
Por momentos tengo la impresión de que varios no han hecho mucho esfuerzo por defenderse, como si no tuvieran la intención de pelear.

Katniss, Peeta Finnick  y Mags deciden internarse en el bosque. Finnick coloca a Mags sobre sus hombros.
--Lograron sobrevivir al inicio—escucho que dice Hazelle  --…y tienen aliados agrega--.
Su voz me devuelve a mi casa. Por varios minutos me he olvidado de todo lo que me rodeaba y estaba solamente con Katniss y Peeta.  Aprieto mas con fuerza la mano de mamá que nunca me ha soltado. Y valoro enormemente las palabras de la madre de Gale. Siguen habiendo esperanzas.

Peeta inicia la marcha seguido por Finnick y luego Katniss. En un momento Finnick se detiene y empieza a observar a mi hermana quien no le quita los ojos de encima. Creo que ella desconfía .
Le pregunta a Katniss lo que está pasando ya que ella tiene una mejor visión de la playa, si se respetan por los viejos tiempos o vuelven a ser enemigos
Luego de la respuesta de mi hermana él la mira y dice:
--No hay nadie que gane por accidente en esta arena—hace un apausa y agrega --…salvo Peeta—
La tensión entre ellos parece más aun. Por momentos pienso que van a atacarse. Hasta que aparece Peeta en medio de ellos. Katniss lo mira con furia.
Finnick destraba la situación comentando que es importante ir a buscar agua. SE lo nota muy atento con Mags, no solo llevándola en los hombros sino mirándola e interrogándola con la mirada si puede seguir. Mags me inspira un profundo sentimiento de afecto. No sólo por lo que hizo con la chica de su distrito sino por verla sonriente y animada a pesar de su edad y más aún de la situación en la que está. En el doce nunca he visto gente tan anciana. Creo que es muy bueno que sean aliados de Katniss y Peeta. Mi hermana es desconfiada por naturaleza además de que no está precisamente en un lugar donde sea fácil confiar en alguien, salvo en Peeta claro. Inevitablemente pienso en Rue.

Siguen avanzando. Peeta va adelante cortando alguna vegetación con un chichillo. En determinado momento delante de él se produce un intenso chisporroteo y él es arrojado con violencia hacia atrás y queda inconsciente.

Mi hermana se arroja desesperadamente hacia donde está tirado Peeta. Primero lo sacude, luego le pasa suavemente el dedo por sus labios y finalmente pega la oreja al pecho de Peeta.

Es muy claro lo que dicen los ojos de Katniss cuando levanta la cabeza.

El corazón de Peeta ha dejado de latir.

3 comentarios:

  1. Holaa Luu!:
    Me encanto el cap (como siempre) me hizo olvidar del mundo!!! Te queria hacer una pregunta ¿Te gustan mas libros (ademas de LJDH)? A mi por ejemplo me gusta John Green
    Besooooos Viole

    ResponderEliminar
  2. Hol Viole!!!! ya habia respondido a tu comentario pero se ve que no lo publique... te decia que no soy una gran lectora pero hay libro que me impactan mucho y Los juegos del hambre lo hicieron ya que me identifico mucho con Katniss por el amor y el cuidado que tiene hacia su hermana pequeña como yo con mi adorada hermana Isabella...
    Y tengo ganas de leer algun libro de john green ya que me lo recomedaron mucho!!!!

    y de nuevo mil gracias por tus comentarios!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar