lunes, 28 de septiembre de 2015

COLITA DE PATO II: LA CHISPA DE RUE EN EL CORAZÓN DE PRIM (Capítulo 23)

POR TU ESFUERZO EN LOS EXÁMENES VIOLE!!!!!!!

Tardo pocos segundos en tomar conciencia de la situación. Una especie de niebla de aspecto extraño y amenazante, como si fuera algo vivo, avanza hacia ellos. Veo a Katniss respirar con dificultad y con manchas rojas en si cara y manos.

--¿Qué es eso?—digo asustada

--No sé, no sé—me responde mamá con un hilo de voz. Se escucharon campanadas, después cayó una especie de rayo y de pronto comenzó a avanzar esa niebla.

Katniss despertó al resto y les grita que corran, cosa que hacen de inmediato sin preguntar demasiado. Finnick carga rápidamente a Mags sobre sus hombros.

--¡Corran, corre hija, corran—grita de pronto mamá entrando en un estado de desesperación. Tomo sus manos entre las mía y ella las estrecha con fuerza.

Peeta aún parece afectado por la terrible descarga que recibió hace poco tiempo, y eso sumado a su pierna artificial parece complicarle bastante su huida.

Parecen caer pequeñas gotas de lluvia sobre ellos  y con efectos paralizantes o que al menos altera el normal funcionamiento de los nervios y músculos.

Katniss se aferra a la mano de Peeta y le ordena que siga sus pisadas. Se retrasan, pero Finnick detiene su propia marcha  y los anima a seguir.

Pero el efecto de esa niebla es demasiado perjudicial. Puedo ver que los músculos de la cara de Peeta se deforman como si fiera una máscara de arcilla a la que alguien trata de modelar a su gusto.

Veo que Katniss sufre espasmos en sus brazos y al momento Peeta cae.

Antes de que pueda desesperarme aún más por la situación, Finnick regresa le pide a Katniss que lleve a Mags mientras él sube a Peeta sobre sus propios hombros, mi hermana hace lo propio con la anciana  y retoman la marcha aunque con mucha más dificultades que antes.

Poco puede avanzar Katniss ya que cae varias veces porque de una pierna parece haber perdido completamente el dominio.

--Finnick—le dice mi hermana ya que se detuvo esperándolas --¿no puedes llevarlos a los dos?—

Finnick los mira y de pronto sus ojos de llenan de lágrimas

--Mags – le dice s la anciana –mis brazos no funcionan… lo siento—

Mags sonríe, se acerca a Finnick, le da un beso en la boca y luego se dirige decididamente hacia la niebla. Su cuerpo se estremece algunos segundos y finalmente queda inmóvil.


Mamá y yo quedamos paralizadas, sorprendidas por lo que acaba de suceder y lo mismo pasa con Katniss. Pero Finnick nos quita el ensimismamiento a todos al continuar la marcha. Van lo más ligero posible hasta que finalmente cae con Peeta y Katniss sobre ellos. Finalmente la niebla parece hacer chocado con una pared invisible y detiene su avance.

Lentamente se incorporan y se van dirigiendo a la playa lentamente. Aparecen unos monos de aspecto terriblemente amenazador pero no los atacan aunque no les apartan la vista. Llegan finalmente a la costa donde se desploman.

Las imágenes muestran a la chica delgada y de aspecto perdido del distrito seis que parece haberlos seguido aunque  ha evitado a la niebla ya que no presenta marcas y no camina con grandes dificultades. No lleva ningún arma ni parece una persona agresiva. Tal vez quiera aliarse con mi hermana y los otros pero no se atreve a acercarse.

Katniss, Peeta y Finnick permanecen tirados cerca del agua, agotados y temblando pero ya sin la amenaza mortal de esa niebla maldita que se llevó  Mags.

Mags. ¿Por qué hizo eso? Es indudable que hay personas que valoran más otras vidas que la de ellos mismos. Mi hermana conmigo, Peeta con mi hermana. Pero hay una relación de sangre o de profundos sentimientos. Pero esta vez… no creo que haya conocido demasiado a Peeta en el tiempo que compartieron en los entrenamientos… y confunde más aún mis pensamientos el hecho de que Finnick le haya dicho que no podía llevarla. Eligió a Peeta o tal vez ya tenían decidido de antemano que…

Quieren salvarlos. A los dos. No sólo han salvado a Peeta sino también a mi hermana. Sé que ella no podría seguir adelante sin Peeta. No puedo olvidarme sus palabras unos días antes de irse a la arena:

--Prim, debo salvar a Peeta a como dé lugar—

Mi hermana no podría sobrevivirle.

Mi hermana se ha metido un momento en el agua. El contacto con ella parece hacerle arder un momento pero al momento aliviarla de las ampollas que tiene en la piel. Le indica a Peeta que se meta al agua quien siente el mismo alivio luego de un instante de intenso ardor.

Luego entre los dos van sumergiendo a Finnick con mucho cuidado ya que parece ser quién sufrió más los efectos de la niebla. También luego sacan agua con la espita que le mandaron y se la echan encima para que el alivio sea mayor.

Decide ir Peeta ya que le indica a mi hermana que se quede con Finnick.

--Tú eres la sanadora—le dice.

Mi hermana la sanadora. Nunca ha demostrado demasiado entusiasmo en eso en casa, pero se nota que también tiene talento para curar y aliviar a las personas.

Katniss se pone a nadar un poco en el agua cercana a la costa. Al rato Finnick también se mete. Pero lo de él es diferente. Katniss se desplaza moviendo las manos y los pies, pero Finnick parece danzar en el mar.

Mamá prepara un poco de café viendo que esta noche ya no dormiremos. Yo sigo admirándolo de qué manera se sumerje por largo tiempo y luego sale. En un momento sale de repente cerca de Katniss lo que hace que mi hermana se asuste. Finnick parece divertirse con la situación.

Las imágenes pasan ahora al grupo formado por los tributos del tres y los del siete que parecen estar aliados. Se los nota sedientos. Beete que así se llama el tributo del tres lleva un carretel de un hilo plateado. No sé para que podría servirle eso pero lo cuida como si fuera el tesoro más valioso.

De pronto el cielo se cubre de nubes negrísimas y casi de inmediato comienza a llover. Alzan sus rostros del cielo y abren sus bocas recibiendo agradecidos el agua.

Creo que mamá y yo nos damos cuenta antes que ellos que no es agua lo que cae ya que en  sus rostros empiezan a aparecer manchas rojas, como si les estuvieran echando pintura. Pero es sangre. Johanna es la primera que lo advierte y asqueada trata de salir de ese lugar llevándose a los otros a la rastra. Su compañero de distrito sale para otro lado y de pronto se ve y escucha un terrible chisporroteo y el hombre sale lanzado hacia atrás luego de haber chocado con un campo de fuerza. Johanna se acerca un momento a él pero inmediatamente les dice a los otros.

--Está frito. Sigamos. Tenemos que encontrarlos—

¿Encontrar a quién y para qué? No creo que sean los del dos. Entonces se debe referir a Katniss Peeta y Finnick. Johanna guía a los tributos del tres debajo de esa torrencial lluvia de sangre. De pronto la mujer se detiene y empieza a gritar

--Tic toc, tic toc—

Johanna la agarra de un brazo  sin mucha delicadeza y la obliga a seguir la cerrara. El tributo del tres llamado Beete parece estar sufriendo los efectos de la herida que recibió en la cornucopia.

Más alejado podemos ver al tributo sobreviviente del 11, el distrito de Rue, al que le falta una mano.  Tiene un enorme espada y no parece haber sufrido demasiados inconvenientes. Da la impresión de estar buscando algún lugar determinado. Por como lo muestran parece dirigirse al mismo lugar que Johanna y los del tres. Y eso implica que se acercan a Katniss y los demás.

--Ay Dios mío—dice de pronto mamá sacándome de mis pensamientos.

Veo que decenas de esos monos que habíamos visto antes se han reunido rodeándolos. Mi hermana silenciosa y lentamente toma dos flechas y Finnick toma esa especie de lanza con tres puntas que  llaman tridente.

Peeta parece no haberse dado cuenta de la situación y Katniss lo llama y le indica que se acerque a ellos muy despacio. Así lo hace Peeta sin advertir lo que los amenaza, hasta que en un instante levanta levemente la vista lo que basta para que esos horribles monos se arrojen sobre él chillando.

A pesar de la oscuridad Katniss es una máquina de lanzar flechas y cada tiro derriba un mono. Finnick maneja su tridente de manera tremenda atravesando a esos terribles monstruos y lanzándolos al lado. Peeta con su cuchillo también elimina unos cuantos. Mamá y yo gritamos cuando uno llega a herir levemente a Katnis con sus uñas pero inmediatamente Peeta casi se arroja sobre él clavándole el cuchillo.

Peeta, Katniss y Finnick se colocan espalda contra espalda formando un triángulo. En un momento Katniss se queda sin flechas. Entonces saca su cuchillo pero reacciona pidiéndole a Peeta las flechas que el lleva y que no ha usado.

En el momento en que Peeta se está quitando el carcaj un mono se arroja sobre él. Finnick está ocupado enfrentando a varios mutos con su tridente.  Katniss entonces arroja el cuchillo sobre el mono pero erra el tiro. Veo que inicia una carrera desesperada hacia Peeta para ayudarlo de alguna manera o hasta morir por él. Pero es mucha la distancia.


Cuando parece inevitable que el mono  que está encima de Peeta  lo destroce con sus garras y dientes se oye un terrible grito y la mujer del distrito seis se arroja sobre el muto apretándose sobre él con sus delgados brazos y poniendo su cuerpo como un escudo para proteger a Peeta.

3 comentarios:

  1. Hola :3 me encanto el capi como siempre, claro que me has hecho llorar al revivir la muerte de Mags :( :( :( espero impaciente el próximo capítulo. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola Luuu:
    Muchas gracias por dedicarme el capitulo me encanto, fue re largo,GRACIAS! y me hiciste sentir como si hubiera estado en la arena :-):-):-)
    Te quiere Viole ♥♥

    ResponderEliminar
  3. Gracias por el comentario Viole y Elizabeth!!!!! mañana o pasado subo el siguiente!!!!!!!!!

    ResponderEliminar