miércoles, 4 de noviembre de 2015

COLITA DE PATO II: LA CHISPA DE RUE EN EL CORAZÓN DE PRIM (Capítulo 25)

Hola!!!!  De nuevo perdón por la demora.. Espero de aquí en adelante publicar regularmente!!!  Que disfruten el capítulo!!!   
Besos

Luciana



No logro concentrarme ni por un momento en las clases aunque más no sea para ayudarme a pasar el rato. Los maestros también se notan entre confundidos, nerviosos, como si temieran decir una palabra de más pero a la vez sin parecer conformes con las que dicen.

El maestro de geografía que tenemos en la segunda hora habla del mar. Cómo es, todo lo que produce y de loe elementos que las personas que viven cerca de él usan para aprovecharse de los recursos que brinda.

Tardo algo en darme cuenta que es su manera de homenajear a Mags y a mencionar el hecho de la alianza que existe entre nuestro distrito y el 4.Presenta unas imágenes realmente bellísimas. Pienso en Finnick y Mags en ese hermoso lugar. También pienso en esa hermosa y misteriosa chica que parecía tan alterada y de la que Mags ocupó su lugar. Y la desesperación en los ojos de Finnick.

Creo que las lágrimas empiezan a inundar mis ojos. El profesor me mira y sigue hablando pero esta vez con un tono más convincente, como si estuviese diciendo algo que guardó mucho tiempo o de lo que necesitara cierto empuje para decir:

--Las alianzas son fundamentales en la historia del ser humano.  Ayudarnos unos a otros y cuando es necesario… defendernos ante un peligro común. Y cuando en esas alianzas aparece también el espíritu de sacrificio obliga más a seguir adelante…--

Creo que habría querido decir más cosas pero calló en ese momento. Por unos segundos sólo escuchamos el sonido de nuestras respiraciones. Aún con lágrimas en los ojos lo miré y  le sonreí haciéndole entender que sentí sus palabras. Y creo que todos lo hicieron.

A media mañana como siempre hacemos un alto y creo que no exagero cuando todo el mundo, incluido los profesores corremos hacia el comedor para seguir viendo los juegos.

Katniss  parece haberse despertado hace poco aunque Peeta parace seguir durmiendo profundamente.  Finnick parece más animado aunque sus ojos aún denotan lo que ha llorado por Mags.

Se nota que se han rascado las crostas  porque todos tienen huellas de pequeños hilitos de sangre. Eso es malo porque pueden provocar infecciones. Katniss se lava en la playa y al regresar de pronto dice:

--Oye Haymitch!. Si no estás demasiado borracho, no nos vendría mal algo para la piel—

Como si Haymitch estuviera esperando atento a cualquier deseo de mi hermana casi de inmediato un paracaídas con un tubo que seguramente sea algo para la piel. Escucho comentarios de sorpresa alrededor mío que se transforman en alguna leve risa cuando mi hermana como agradecimiento solo dice:

--Ya era hora—
Katniss empieza a embadurnarse toda como esa pomada y en su rostro se nota que es evidente el alivio que siente. Las crostas se vuelven en un horrible tono gris verdoso. Cuando mi hermana le arroja el tubo a Finnick él parece no estar convencido.

--Parece como si te estuvieses pudriendo--  dice con seriedad.

Finalmente se decide y su cuerpo queda también, si bien aliviado del picor, cubierto con esas horribles marcas grisverdosas.

Katniss le comenta a Finnick acerca de que sería la primera vez que no se ve guapo a lo que él le responde preguntándole cómo lo había soportado tantos años. Se nota qué está bromeando pero no puedo evitar sentir un poco de dolor  al escuchar eso porque mi hermana es muy linda, sobre todo las pocas veces que decide arreglarse.

La intención bromista de Finnick sigue cuando Katniss decide despertar a Peeta y él le dice de despertarlo los dos juntos con sus rostros frente a su cara, para asustarlo seguramente.

Así lo hacen, poniéndose muy cerca del rostro de Peeta como para que sea lo primero que vea al abrir los ojos.

--Peeta, Peeta, despierta—dice mi hermana con una voz muy suave.

Peeta abre los ojos y no puede evitar un grito. Creo que todos en el colegio largamos una carcajada acompañando las risas de Katniss y Finnick. Peeta parece enojado lo que aumenta las risas de los otros dos. Finalmente Katniss le da el tubo con la pomada para sus heridas.


En ese momento llega un paracaídas con un pan. Tiene un color verdoso y de inmediato el profesor que hablo sobre ese distrito y sobre Mags y las alianzas dice fuertemente

--Es del distrito cuatro. Tiene algas—

Katniss, Peeta y Finnick se sientan a comer el pan con los mariscos que había recogido por la mañana.

Al salir de la escuela Madge y Delly vienen a mi encuentro. Delly tiene los ojos llorosos. Me imagino lo que habrá sentido siendo ella tan amiga de Peeta haberlo visto morir tantas veces.  Me abrazan las dos y me dicen que me ande con cuidado. Madge debe ir a su casa ya que su madre sigue con dolores fuertes de cabeza y su padre anda muy preocupado por el cariz que están tomando los acontecimientos.

Yo veo que hay pocos agentes  de paz y no me he encontrado con periodistas, lo cual es un alivio.

Llego a la panadería y entro corriendo a abrazar al padre de Peeta. Su esposa está presente pero no dice nada, al contrario creo que me mira con cierta simpatía. No puedo evitar empezar a llorar.  Ella se acerca un momento y nos dice

--Están luchando, se están uniendo… no están solos— y se retira rápidamente.

Pienso en Peeta, en mi hermana, en los demás tributos que ya han sobrevivido a varias muertes inminentes sin embargo pareciera que siempre hay una nueva rondándolos.

--¿Cuántas veces tiene que morir alguien?—pregunto, no sé si al panadero , a mí misma o al destino.

Sabes Prim? Yo tengo un pequeño libro de frases que era de los abuelos de mis abuelos. Creo que se llamaba “Frases de películas”. Recuerdo muchas de ellas y se las he dicho a mis hijos. Hoy me acuerdo de otra. ¿Sabes que dice?

Seco mis lágrimas y lo miro atenta:

--Los cobardes mueren muchas muertes. Los valientes solo una.—

Me quedo sin saber que decir, tal vez pensando en que según esa frase cuántas veces tengo entonces que haber muerto yo. Estoy por decir algo cuando entra al negocio la esposa del panadero avisando que hay nuevos aliados.

El panadero me invita a que pase. Miro a la esposa que también parece aprobar al idea y entramos  a una salita donde hay un televisor. Vemos que Se encontraron con la sobreviviente del siete y los dos del tres. El hombre parece estar malherido y la mujer solo dice

--Tic, toc, tic, toc—eso desespera a Johanna, la chica del siete que la empuja sin muchos miramientos. Todos están teñidos de rojo por la lluvia de sangre que sufrieron.

En un momento Katniss le reclama que no maltrate así a la tributo del tres, se llama Wiress.  Johanna por toda respuesta le da un sopapo a Katniss y le reclama que los rescató por ella. Mi hermana saca de inmediato una flecha pero Finnick carga rápidamente a Johanna sobre sus hombros y la lleva al agua.

Que lástima que no le disparó una flecha—dice la madre de Peeta.

--Son aliados—responde su esposo.  Me quedo un momento más con ellos pero no hay novedades en los juegos.  Comentamos algo sobre la broma que Katniss y Finnick le hicieron a Peeta cuando lo despertaron asustándolo. LLegamos a reírnos los tres.

            Regreso a mi casa sorprendida y a la vez esperanzada.  Katniss no parece caerle muy simpática a Johanna y creo que el sentimiento es mutuo. Aún así son aliados, y le dijo que rescató a Beete y Wiress por ella.  Sin dudas habrá existido algún arreglo antes de los juegos en lo que Haymitch seguramente tuvo mucho que ver.

Lady sale a recibirme cuando llego a casa, y al momento aparece Buttercup. Acaricio a ambos pensando en esa frase que me dijo el panadero. Pienso en Rue, Mags,  Marnie, la chica del ocho que se puso como escudo entre el muto y Peeta, en mi padre, y en tantos que supieron enfrentar  su única muerte.

¿Sabré  morir una sola vez? Pienso en ellos y creo que por ellos debo ser fuerte, por los que cayeron para que nosotros tengamos esperanzas y sigamos adelante. Por ellos debo aprender. Por ellos debo aprender a llegar a esa única muerte de los valientes.

2 comentarios:

  1. Hola Luu:
    Te voy a felicitar por estos hermsos capitulos que nos regalas a tus lectores, la poesia que tenes y la forma como escribis me emociona, gracias!!!Pd: Me encato la metafora de la muerte de los valientes....Ojala fuera solo una metafora
    Besos Viole

    ResponderEliminar
  2. Hola Viole!!! gracias pro leer y comentar como siempre... este finde subo otro capítulo... te cuento que esa frase no es mía, es de una pelicula llamada el regreso de los siete magnificos y me encantó

    ResponderEliminar