viernes, 15 de junio de 2012

Capítulo 2


Domingo, 10 de mayo. Año 69 después de los Días Oscuros.

Hoy he salido de caza con mi padre.
Nos hemos levantado de madrugada y sin hacer ruido para no despertar a Prim y a mi madre. Hemos puesto a hervir unas cuantas hierbas aromáticas en una vieja cazuela, y nos hemos tomado la infusión a modo de desayuno. A las cinco ya estábamos saliendo por la puerta.
El rocío de la mañana se mezclaba con el polvo de carbón de las minas, dándole al ambiente ese toque tan característico del Distrito 12. El cielo estaba despejado. Definitivamente, era una buena mañana para la caza.
Nos hemos detenido delante de la alambrada que hace frontera con el bosque, y mi padre se ha parado a escuchar atentamente. Silencio. La alambrada no estaba electrificada. Con cuidado, ha levantado uno de los cables y ha pasado al otro lado, y luego me ha ayudado a pasar a mí. No he podido evitar sonreír, me parece todo tan emocionante…
      Me he acercado al tronco hueco donde mi padre suele esconder su arco, una flamante arma que ha construido él mismo, mientras él ya estaba sacando su carcaj de un arbusto.

- Veamos cómo tiras, pajarito. – me ha dicho sonriendo.

      No es la primera vez que vamos de caza, pero aún no me manejo bien con el arco. Me encantaría poder llegar a ser algún día como mi padre. He cogido el arco temblorosa, y me ha tendido una de sus letales flechas. Mi padre se ha colocado detrás de mí, y cuidadosamente ha ido corrigiendo mi postura hasta que ha quedado satisfecho con el resultado.

- Elige un objetivo y suelta la flecha.

      A mi alrededor solo había árboles iguales por todas partes. Entonces, colgando de una rama de un abeto, he visto una piña, y he decidido que ese sería mi objetivo. He soltado la flecha con decisión, y acto seguido he oído las sinceras carcajadas de mi padre.

- Para empezar elige un objetivo más grande.

La flecha ha pasado a más de un metro por debajo de la piña. Un poco ruborizada, he permitido que mi padre continuara dándome consejos. Me gusta el arco. Espero poder dominarlo pronto, porque quiero que llegue el día en que mi padre y yo seamos compañeros de caza para poder alimentar a nuestra familia.

      A la hora de la comida nos hemos conformado con unas cuantas bayas que hemos encontrado por el camino y una última rebanada de pan que mi madre había estado guardando para hoy, y que hemos tenido que compartir. Cuando terminamos, le he pedido que me cante una canción. Su voz me tranquiliza, me hace olvidarme de los problemas del Distrito.

- ¿Quieres que te cante la canción del Valle?
- No. – he respondido – Una que todavía no me sepa.

Se ha quedado pensativo un momento, y entonces ha empezado. Me he quedado completamente hipnotizada con esa melodía desgarradora, que me ha provocado intranquilidad, pero a la vez una sensación de profunda paz:
¿Vas, vas a volver
al árbol en el que colgaron
a un hombre por matar a tres?
Cosas extrañas pasaron en él,
no más extraño sería
en el árbol del ahorcado reunirnos al anochecer…

Esa canción que mi madre prohibió en casa hace casi cuatro años. No llego a entender cuál es el problema, aunque esa sensación que me quema por dentro, esa tristeza cada vez que la oigo, deben de tener algo que ver. En realidad sí que me la sé, pero oír cantar a mi padre es tan fascinante que he dejado que termine. Cuando ha terminado me ha parecido por un momento haber dejado de oír a los pájaros, pero enseguida han retomado sus melodías entrelazadas, esta vez con un matiz distinto, me atrevería a decir que más profundo.
En el silencio momentáneo del bosque ha aparecido un joven ciervo. He mirado con los ojos muy abiertos a mi padre, que me ha indicado que no me mueva con un gesto de la mano. Lentamente, ha cogido su arco y una de las brillantes flechas, y en un movimiento que no he llegado a percibir con la vista la flecha ya estaba clavada en el blando cuello del animal. Hemos cargado la flamante pieza hasta la alambrada, y una vez ahí nos hemos asegurado de que no había agentes de la paz cerca.

En el Quemador hemos intercambiado las mejores partes por una hogaza de pan, un poco de leche y un ovillo de lana. El resto nos lo hemos llevado a casa, ante la asombrada mirada de mi madre y los ojillos brillantes de Prim, a la que enseguida le ha dado pena el ciervo, pero se ha conformado porque vamos a tener comida para toda la semana.

Ahora espero a que llegue el próximo domingo. Quiero perfeccionar mi técnica, convertirme en una buena cazadora y facilitarle un poco las cosas a mi familia. Me he acostado imaginándome en el bosque, consiguiendo presas, y de inmediato me he hecho el firme propósito de conseguirlo. Quizá sea ese mi destino.



16 comentarios:

  1. Me gusta mucho sigue así! :)! lo haces genial ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias!! :)
      lo escribo con mucha ilusión, y me encanta que la gente lo lea y le guste! Quiero llegar a tener un blog como el tuyo :)

      Eliminar
  2. Me gusta mucho mucho :D Espero pronto el siguiente!!!! ^.^ Un besazo enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchisimas gracias!! el siguiente estará dentro de muy poquito!! :)

      Eliminar
  3. No había visto este capítulo, espero que subas pronto el próximo :)

    ResponderEliminar
  4. Oh, me encanta *____* No había visto algo así.
    En serio, esta genial, tienes una seguidora más que se va a pasar más de vez en cuando por aquí (:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias!! :)
      yo tambien sigo tu blog, está genial!!

      Eliminar
  5. Me encanta el blog!! Sigue escribiendo porque está genial :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!!
      Ya tengo el capitulo 3 casi listo! :)

      Eliminar
  6. Escribes muy bien, narras excelente y describes genial. Me gusta mucho tu blog n_n cuando subiras el tercero??? Que ya lo quiero leer! Si no es molestia me gustaria que los subas mas rapido :) jeje. Te gas ganado una seguidora :D me estare pasando por el blog por si has subido alguno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchísimas gracias!!! :)
      a ver si puedo subir los capítulos más rápido, es que estos días estoy con exámenes y tengo poco tiempo =S
      haré lo que pueda, y a ver si esta tarde puedo subir el capítulo 3! :)

      Eliminar
  7. como uso el cursos de sinsajo en el blog(ya lo descargue)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hace falta descargarlo, porque el blog va online y no está conectado necesariamente a los archivos de tu ordenador. Lo que tienes que buscar es su código HTML, debería salirte en el mismo sitio que lo descargaste. Suelen ponerlo en un pequeño recuadro, y lo único que tienes que hacer es copiar el código que aparece (es algo estilo "< a/href..... >"). Cuando lo hayas copiado, ve al apartado de diseño del blog, y haz clic en "añadir gadget". Busca en la lista el que ponga "HTML", y te saldrá un recuadro para escribir. Pega ahí el código que has copiado previamente, guarda, y listo :)
      No sé si me he explicado, si tienes alguna duda puedes contactar conmigo en el correo oficial del blog (perladecarbon@gmail.com) y te daré todas las indicaciones que necesites :)

      Eliminar
  8. grax
    estoy entusiasmada por ver los nuevos capitulos del diaro de katniss

    ResponderEliminar
  9. Soy un nuevo seguidor del blog, ya leí 2 capitulos y quiero seguir leyendo, es fascinante. Me encanta este blog!!!!! Saludos

    ResponderEliminar